¿Cómo conseguir una cesárea respetuosa?

Ocho consejos para conseguir una cesárea respetuosa antes, durante y después del nacimiento.

  1. Hablar con los médicos sobre el tipo de anestesia, sutura y atención al bebé una vez que nazca.
  2. Pedir a los doctores que expliquen lo que sucede a cada instante durante el parto.
  3. En la mayoría de las ocasiones la intervención se puede realizar con anestesia epidural. No hay ningún motivo real para que el padre o algún familiar no acompañen a la madre.
  4. Cuando se precise utilizar la anestesia general, aún es más importante la presencia del padre en el nacimiento, así él podrá recibir al bebé y contar los detalles de la intervención a la madre.
  5. Solicitar que todos los goteros e instrumentos sean colocados en un solo brazo lo que permitirá tener el otro brazo libre para abrazar al bebé y darle de mamar.
  6. Pedir que bajen la sábana que aísla el campo operatorio en el momento en que sale el bebé para poderlo ver.
  7. Se puede amamantar mientras cosen la herida de la cesárea. No hay ningún inconveniente y todo son ventajas.
  8. Después de la cesárea, mientras se está en la clínica, es muy bueno permanecer largos ratos con el bebé piel con piel sobre el pecho desnudo.