¿Cómo estimular a un niño que ama la música?

A la mayoría de los bebés y niños pequeños les encanta la música. En este artículo podrás ver distintos modos de estimularlo en este sentido y potenciar su desarrollo.

A casi todos los bebés y niños pequeños les encanta la música. Se calman al escucharla si están inquietos o mueven su cuerpo al ritmo de ésta cuando ya saben incorporarse solos.

Sin embargo, en algunos casos esta tendencia se manifiesta de sobremanera, siendo los propios chicos quienes reclaman a sus padres que les pongan una canción o se entretienen largas horas con instrumentos musicales tan sencillos como maracas o panderetas.

Si notás desde pequeño que a tu bebé le gusta la música, podés hacer algunas cosas para estimularlo. Esto no significa que tengas que presionarlo llevándolo a clases desde pequeño, ni que pretendas que se convierta en un gran músico, simplemente ayudarlo a desarrollar esta habilidad natural y a que la pasión por la música dure por más tiempo.

Consejos para incentivar su interés por la música:

• Cantarle a toda hora y en cualquier momento. Los bebés adoran que sus papás les canten y no te preocupes que a ellos no les importa si entonás bien o más o menos. Si no recordás ninguna canción infantil, te recomendamos comenzar buscando alguna canción para niños.

• Poner música mientras están jugando. No necesariamente música infantil, a él le gustará escuchar contigo la radio mientras hacés las tareas de la casa, lo bañás, etc.

• Hacerlo escuchar música variada. Por más que tú prefieras el rock, la salsa o la música clásica, es bueno que su oído se acostumbre a sonidos diferentes y que sea él quien más adelante decida qué prefiere.

• Regalarle juegos musicales. Un regalo perfecto al cumplir el año es un pianito a pila, donde sea él quien cree sus propios sonidos.

• Armar orquestas caseras. Crear juntos instrumentos musicales es una actividad ideal para niños de 2 a 4 años: poner arroz en botellas de plástico, bolitas de papel en un envase de yogur, golpear una madera con un palito, etc. Pueden probar los sonidos ”solos” o acompañando el ritmo de algunas canciones.

• Comprarle algún libro donde aparezcan los diferentes instrumentos musicales, y explicarle las diferencias entre ellos.

• Llevarlo a algún comercio donde vendan instrumentos para que los vea ”en vivo y en directo”. En algunos incluso hay espacio para que los niños los prueben.

• Llevarlo a espectáculos musicales. Hay muchas obras de teatro infantiles basadas en bailes y canciones.

• Bailar juntos. Puede ser por ejemplo al juego de las estatuas: ambos bailan mientras escuchan música y cuando tú la detienes debe quedarse ”congelado” en la posición que estaba.

• Y por último, si ves que realmente su interés va en aumento, puedes inscribirlo en una escuela de música para niños.