¡Cuidado con las cunas!

La entidad que protege a los consumidores en EE.UU. llamada Consumer Products Safety Commission (CPSC), ha alertado a los padres sobre un peligro que acecha a los bebés cuando duermen en sus cunas.

La entidad que protege a los consumidores en EE.UU. llamada Consumer Products Safety Commission (CPSC), ha alertado a los padres sobre un peligro que acecha a los bebés cuando duermen en sus cunas. 

Es importante el número de bebés, en su mayoría menores de un año, que han fallecido por haberse ahogado mientras dormían...

Para evitarlo aquí te presentamos algunos puntos a tener en cuenta para evitar cualquier tipo de tragedia.

El principal problema lo constituyen las sábanas que se usan en las cunas de los bebés. Las que quedan sueltas o son muy grandes pueden terminar por ahogar al bebé si éste se enreda en las sábanas. Las que tienen las esquinas elasticadas suelen ser un poco mejores, pero hay que asegurarse que estén bien firmes, porque si se sueltan, pondrán en peligro a tu hijo. 

La CPSC ofrece los siguientes consejos para que tu bebé no se sofoque:

-Asegúrate que las sábanas de la cuna estén bien ajustadas al colchón y que sobrepasen el colchón, para que no se puedan salir.

-Nunca uses una sábana para una cama de adultos en una cuna, ya que se puede soltar y enredar al bebéa.

-Coloca a tu bebé sobre sus espaldas sobre un colchón firme especial para cunas.

-Quita todas las almohadas, colchas, cubrecamas y edredones de la cuna.