¿Qué significa una dieta balanceada?

Elegir una alimentación completa que aporte todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana es muy importante.

Significa elegir una alimentación que aporte todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Los nutrientes esenciales son: Proteínas, Hidratos de Carbono, Lípidos, Vitaminas, Minerales y agua.

Nos debemos preocupar por tener una alimentación balanceada porque se ha demostrado que una alimentación sana previene enfermedades como: la obesidad, hipertensión, anemias, cáncer, diabetes u osteoporosis, entre otras. Además, permite tener una mejor calidad de vida en todas las edades.

Para que ésta sea posible, es importante consumir una variedad de alimentos todos los días, ya que un solo alimento o una dieta monótona difícilmente pueda cubrir todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

 Como reglas básicas podemos nombrar:

  • Consumir abundantes frutas, verduras y 1 o 2 veces a la semana leguminosas (porotos, lentejas o garbanzos).
  • Usar preferentemente aceite vegetal y limitar las grasas animales. 
  • Preferir las carnes blancas para cubrir las necesidades de hierro y Zinc, esenciales para el funcionamiento del cuerpo, principalmente pescado por su contenido en Omega 3.
  • Consumir diariamente lácteos que aportan proteínas de buena calidad y calcio esencial para formar y mantener los huesos y dientes.
  • Disminuir el consumo de azúcar y sal.

Una representación es la pirámide alimenticia que agrupa a los alimentos con un aporte semejante, su ubicación y tamaño. Sugiere la proporción en que éstos deben ser incluidos en la alimentación diaria.

En el primer nivel están las harinas, cereales, leguminosas y tubérculos y en el más alto y chico el azúcar, la miel y alimentos que contienen azúcar.

¿Cuán perjudicial es no comer suficientes frutas y verduras?

Su consumo es fundamental e insustituible debido a su contenido en Vitamias (C y A principalmente), minerales y antioxidantes para proteger nuestra salud y prevenir enfermedades. También contienen fibra dietética que baja el colesterol de la sangre, hace más lenta la absorción de azúcares contenida en los alimentos y favorece la digestión.

Muchos niños sufren de estreñimiento y revisando la dieta es debido a un insuficiente aporte de frutas y verduras. Por otra parte, su contenido en grasa es inapreciable. Comer verduras en almuerzo y cena y mínimo 2 frutas todos los días, ayuda a estar en forma y proteger la salud.

No importa que no coma todas las verduras, afortunadamente existe mucha variedad con diferentes gustos. Lo importante es que coma la cantidad suficiente y no siempre las mismas.