Controles antes del embarazo ¿cuáles y por qué?

Toda mujer tiene el deseo de tener un embarazo saludable y un bebé sanito. El chequeo preconcepcional es un chequeo médico que se realiza antes de quedar embaraza y es tan importante como los chequeos durante el embarazo ya que ayudará a tener un embarazo y un bebé sano.

En el, el doctor profesional, ya sea el que te tratará durante el embarazo u otro, se asegura de que tu cuerpo está listo para engendrar un bebé ya que algunos problemas médicos o hábitos que tengas pueden afectar tanto el embarazo como la posibilidad de quedar embarazada.

Probablemente, el doctor durante el chequeo evaluará si hay problemas de salud, conocerá tu historia médico familiar y tus hábitos de vida. Para ello, podrá hacerte un examen físico en el que medirá tu peso y controlará tu presión arterial. También examinará tus órganos pélvicos para asegurarse de que estén sanos ya que si no están sanos deben ser tratados para evitar problemas durante el embarazo.

A su vez te recomendará realizarte un Papanicolaou ya que a través de este examen es posible observar las células del cuello de útero y comprobar que las mismas están sanas. Por otra parte, es probable que haga estudios para detectar obesidad, diabetes o infecciones de transmisión sexual como herpes o sida.

El control preconcepcional es necesario antes de cada embarazo ya que tu salud puede haber cambiado de un embarazo al otro. Si en tu embarazo anterior has tenido aborto espontáneo, nacimiento sin vida, nacimiento prematuro o un bebé con defecto congénito o de nacimiento es aún más importante realizarse estudios para evitar que el mismo problema suceda durante el próximo embarazo.

Análisis de orina y de sangre serán parte del control. Con el primero se demostrará que no exista ninguna infección urinaria, mientras que con el segundo se medirá la cantidad de hierro en sangre para no agravar la anemia en el embarazo. También se observará la presencia de hepatitis B, VIH o enfermedades genéticas como la fibrosis quística, anemia de células falciformes, enfermedad de Tay-Sachs o la talasemia.

El estilo de vida que llevas antes del embarazo también es importante. Si fumás, consumís drogas o bebés alcohol es importante que lo sepa el médico ya que lo que te recomendará es que dejes de lado todos estos vicios al momento de que estés embarazada.

Algunos estudios sugieren que también la cafeína en exceso puede afectar a la salud de tu bebé. Si estás siguiendo una dieta especial, tiene que asegurarse de que estás recibiendo los nutrientes necesarios.

 El deporte es un pilar fundamental para tu salud, más aún si sufres sobrepeso ya que un plan de ejercicios te ayudará a lograr un peso saludable para quedar embarazada.

En el examen antes de la concepción es un buen momento para hablar con el profesional sobre los problemas o preocupaciones que puedas tener. Tal vez quieras preguntarle sobre cuándo dejar de tomar los anticonceptivos, cómo funciona la ovulación y cómo calcular los días o qué señales indican que estás embarazada. No dudes en consultar al médico, cuando resuelva tus dudas, te sentirás más segura.

Fuentes:

http://www.nacersano.org/centro/9239_10607.asp

http://muyembarazada.com/t/examen-medico-antes-de-la-concepcion/