Enfermedades cutáneas - Pediculosis (piojos)

Es la más frecuente de las parasitosis externas (ectoparasitosis), y la aparición de brotes de pediculosis en los niños de edad escolar es usual.

Se viene observando un aumento en este sentido, sobre todo en las escuelas. Los piojos constituyen un problema sanitario que es independiente de la clase social que tenga el niño.

Los piojos, así como las liendres, causan picazón entre otras molestias a los niños. Por esta razón, es necesario vigilar siempre la cabeza de los pequeños y si se observa la presencia de piojos, mantener al niño alejado de otras personas y empezar inmediatamente el tratamiento para eliminarlos.

 

Síntomas:

Picazón en la cabeza.

 

Causas:

La pediculosis es causada por la presencia de piojos en el cuero cabelludo.

El piojo es un insecto de forma alargada y aplanado, no tiene alas y mide entre 2 a 4 mm de longitud. Su color en general es pardo que puede ir de blanco a negro dependiendo de la cantidad de sangre succionada y del color del cabello de la persona que los tiene. Tiene tres pares de patas con una particularidad curiosa, las patas terminan en una especie de garfios, de ganchos para agarrarse al pelo o fibras. 

Las liendres son de color blanquecino y de aspecto ovoide, están recubiertas por una estructura proteica que las fija al pelo, rodeándolo y tienen una especie de tapita, por donde al cabo de diez días, emerge la forma juvenil. Cuando están vivas parecen pequeñas gotas de agua y se encuentran a menos de 1 cm del cuero cabelludo. Las muertas pierden el brillo y se ubican en cualquier sector del cabello. Las hembras ponen huevos sobre todo en la zona de la nuca y detrás de orejas y patillas.

Tratamiento:

Por este motivo el mejor tratamiento para combatir la pediculosis es el uso de productos que se apliquen sobre el cabello seco, como las cremas o lociones lavables, evitando el mecanismo de defensa natural del piojo.

Hacer tratamiento con producto recomendado. Como crema lavable o loción y siempre aplicado en pelo seco. No usar en embarazadas y en menores de dos años. No usar si hay heridas y evitar el contacto con los ojos. En cabellera seca, cubrir completamente el pelo, sobretodo en la nuca y detrás de las orejas. Dejar en contacto por lo menos durante 2 horas y no aplicar nada en la cabeza. Enjuagar con agua tibia, secar el cabello y lavar con Shampoo después de la aplicación de la crema. Se repite durante 3 días. Hacer el tratamiento a toda la familia. Usar peine fino apropiado para sacar liendres. Lavar con agua caliente la ropa y elementos en contacto con pelo. Dar aviso en el jardín o escuela. A los 7 días, volver a repetir el tratamiento. Revisar al niño periódicamente por un mes.