Galería: Comentarios que reciben cuando dan de mamar

Esta galería de fotos muestra las críticas que reciben muchas madres cuando dan de mamar en público: "¿Puedes irte al baño?", "Tendrías que taparte con una manta", "¿No es mayorcito ya?".

Esta galería de fotos muestra las críticas que reciben muchas madres cuando dan de mamar en público: "¿Puedes irte al baño?", "¿Es una broma?", "Es más fácil que le des la mamadera", "Tendrías que taparte con una manta", "Deberías dejar de darle de mamar, que ya tiene dientes", "¿No es mayorcito ya?", "¿Aún le das el pecho?".

Nicki Kaylor, fotógrafa estadounidense, reunió a un grupo de madres que dan de mamar para realizar una sesión de fotos para su colección Latched With Love. Kaylor pidió que escriban en una pizarra los comentarios desagradables que reciben de desconocidos cuando dan el pecho a sus bebés. Encontró a las participantes a través de un evento en Facebook al que le puso Latched With Love. Pidió a los visitantes que etiqueten a madres. Al final, consiguió nueve voluntarias.

"Quise hacer esta colección de fotos porque hay demasiadas críticas y prejuicios contra las madres que amamantan a sus bebés en público. Ninguna madre debería sentirse avergonzada en público si su bebé tiene hambre y ella tiene que darle pecho", indicó la fotógrafa. "Inicié este movimiento simplemente para normalizar el acto de dar el pecho y mostrar que no pasa nada al amamantar a los bebés en público, aunque no tengas nada para taparte", agregó. 

"Como yo también he sido madre lactante, he vivido en primera persona las críticas, prejuicios y comentarios maleducados que reciben las madres cuando dan el pecho a sus bebés en público". Kaylor es mamá de tres y alimentó con mamadera a su hija mayor, pero le dio el pecho a sus otros dos hijos hasta que cumplieron los dos años.

"Me sentí verdaderamente incómoda dando el pecho en público, algo que ninguna madre debería sentir solo por dar el pecho a sus hijos", cuenta la fotógrafa, recordando que una vez, en pleno invierno, tuvo que salir de un supermercado para amamantar a su bebé dentro del coche en vez de usar un asiento en el interior del establecimiento. "Una madre no debería tener que cambiar sus planes para amamantar a sus hijos en privado porque le den miedo los comentarios o críticas de la gente", sostiene.

Con estas imágenes quiere normalizar la lactancia: "Espero que todo aquel que vea esta colección se dé cuenta de que solo se trata de una madre alimentando a sus hijos y que no hay nada malo en ello ni es algo por lo que deban ser criticadas. Es algo normal. Natural. Bonito".

Fuente: Huffpost