Glicerina y Petrolato (Vaselina): Entendiendo las diferencias

En los primeros años de vida, la barrera epidérmica se encuentra inmadura y está comprometido el desempeño de una de sus principales funciones: la protección contra la pérdida de agua.

En los primeros años de vida, la barrera epidérmica se encuentra inmadura y está comprometido el desempeño de una de sus principales funciones: la protección contra la pérdida de agua. Por eso, la piel del recién nacido y del lactante presenta una mayor facilidad para resecarse y el uso de agentes tópicos, como hidratantes y emolientes, es una estrategia para garantizar la hidratación del estrato córneo y de la barrera cutánea(1-3).

Entre los ingredientes de los agentes tópicos se encuentran, frecuentemente, la glicerina y el petrolato, popularmente conocido como vaselina. Una de las principales diferencias entre los dos compuestos está relacionada con el mecanismo de acción. La glicerina se asocia al efecto de humectación y el petrolato al de oclusión(4,5).

La glicerina colabora con el proceso de hidratación ya que es un humectante potente. El mecanismo de acción ocurre cuando los hidroxilos de su fórmula, en contacto con el agua, forman puentes de hidrógeno que atraen el agua hacia las capas superficiales de la piel y promueven la hidratación de la barrera cutánea(4).

A su vez, el petrolato es, después del agua, el agente activo más presente en los cosméticos. La sustancia presenta propiedades oclusivas, caracterizadas por la formación de una barrera para retener el agua de los tejidos, minimizando la evaporación del agua de la piel(4,5).

La asociación entre agentes humectantes y oclusivos es común en los productos que poseen propiedades hidratantes. El objetivo de esta combinación es reducir la pérdida de agua transepidérmica, al retardar la evaporación del agua proveniente de las capas más profundas de la piel en caso de que esté comprometida la barrera cutánea(4).

Los efectos de la glicerina y del petrolato sobre la piel pueden ser observados a partir de la aplicación de lociones hidratantes. La oferta de agua y nutrientes promueve la recuperación y formación de una barrera epidérmica funcional y saludable. Además, la formación de película lipídica rellena los espacios entre los corneocitos y desarrolla una barrera mecánica. Esto disminuye la pérdida de agua y protege la piel de las influencias del medio externo(2,9).

Así, la combinación de diferentes agentes hidratantes contribuye a la lubricación e hidratación de la piel, la protección de la integridad del estrato córneo y de la barrera cutánea, la restauración de la homeostasis de la piel, la reducción de la pérdida transepidérmica de agua y, en consecuencia, al auxilio en el tratamiento de la piel seca(7-9).

Referencias:

  1. Afsar FS. Physiological skin conditions of preterm and term neonates. Clin Exp Dermatol. 2010;35:346-50.
  2. Fernandes JD, Machado MCR, Oliveira ZNP. Prevenção e cuidados da pele da criança e do recém nascido. An Bras Dermatol. 2011;86(1):102-10.
  3. Lodén M. The clinical benefit of moisturizers. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2005 Nov;19(6):672-88.
  4. Draelos ZD. Active agents in common skin care products. Plast Reconstr Surg. 2010 Feb;125(2):719-24.
  5. Rocha N, Horta M, Selores M. Terapêutica tópica em dermatologia pediátrica.Nascer e Crescer. 2004;13:215-25.
  6. Blume-Peytavi U, Hauser M, Stamatas GN, et al. Skin Care Practices for Newborns and Infants: Review of the Clinical Evidence for Best Practices. Pediatric Dermatol. 2012; 29 (1):1-14.
  7. Lund C, Kuller J, Lane A, Lott JW, Raines DA. Neonatal skin care: the scientific basis for practice. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 1999;28:241-54.
  8. Lund C. Newborn skin care. In: Baran R, Maibach HI,eds. Cosmetic Dermatology St Louis:C.V.Mosby, 1994:349-57.
  9. Lambe MB. Topical agents in infants. Newborn and Infant Nursing Reviews. 2000 Mar:1(1):25-34

Por BabyDove