Hablemos del Post-parto

Luego del nacimiento del niño, la mujer entra en una etapa llamada puerperio en la cual pueden suceder una serie de hechos que pasamos a enumerar.

Constipación

Suele aparecer en el puerperio inmediato, ayudado por el miedo al dolor, en caso de haber episiotomia, o por efecto de la anestesia en caso de haberse realizado una cesárea. Sea cual fuere la razón, no te vayas de la maternidad sin haber movilizado el intestino, y de preguntarle a tu médico que podes tomar cuando estés en tu casa (recuerda que vas a estar dando de mamar). Seria importante que agregaras fibras a tu dieta.

Cansancio

Aparece en el puerperio inmediato, tardío y alejado. Se debe a la falta de descanso y a que estás bajo un estrés importante por la inexperiencia en caso de que sea tu primer bebé. Desaparecerá una vez que logres dormir de corrido 8 horas y cuando te sientas más segura en el manejo del niño. De cualquier manera sería bueno investigar si no estás con anemia.

Hemorroides

Si las tuviste durante el embarazo, no se irán así como así. La constipación puede empeorarlas. Antes de irte a tu casa, el médico te indicará alguna pomada y puedes preguntarle si te puedes hacer baños de asiento con malva.

Dolor de cabeza

Son pasajeros. Si persisten y tuviste presión alta en el embarazo, así como si te administraron analgesia epidural, deberás consultar.

Edema

Tener las manos y pies hinchados es algo que se puede prolongar después del nacimiento y algunas veces hasta empeorar. Te deberás acostar y poner las piernas en alto, también deberás preguntarle a tu médico si comer sin sal te puede ayudar.

Varices

Tratándose de varices en las piernas, van mejorando progresivamente. Si aparece dolor, deberás consultar inmediatamente.

Estrías

Algunas de ellas irán haciéndose más discretas a lo largo del puerperio alejado, mientras que otras te acompañarán hasta que consultes con un especialista para algún tratamiento específico.

Fiebre

Entre el tercer y quinto día puede haber un aumento de la temperatura leve por la "bajada" de la leche. Si la fiebre es elevada y persistente puede estar presente una infección. En éste caso se hace inmediata una consulta.

Incontencia

Cuando estornudas, toses o te ríes, puedes notar una pérdida de orina. Deberás realizar un ejercicio para tonificar el periné que te ayudará a solucionar este inconveniente.