La Playa: Cómo disfrutar un clásico paseo de verano

Una de las actividades más frecuentes del verano es ir a la playa. En esta nota les damos algunos consejos para disfrutar de la playa al máximo, aún con niños o bebés.

Una de las actividades más frecuentes del verano es ir a la playa. Aunque algunos bebés primero la rechazan porque no les gusta sentir la arena bajo sus pies o porque le tienen miedo al agua, a partir de los dos años casi todos los niños la disfrutan, ya sea chapoteando en la orilla, entreteniéndose con baldes y palas e incluso mirando a su alrededor, fascinados por la cantidad de gente y las diferentes actividades que se desarrollan. En esta nota les damos algunos consejos para disfrutar de la playa al máximo, aún con niños o bebés.

Recomendaciones al ir a la playa

La recomendación inicial es, por supuesto, ir a las horas adecuadas, antes de las 11:00 o después de las 17:00. Con niños pequeños lo ideal es ir de tarde, ya que si no logran ir relativamente temprano, a las 9:00 o 9.30, corren el riesgo de llegar pasadas las 10:00 y que luego no se quieran ir, quedando expuestos a los rayos del sol a pleno mediodía. En cambio, si van a partir de las 17:00, saben que pueden quedarse todo el tiempo que quieran sin peligro, e incluso disfrutar de un hermoso atardecer en la playa.

Es imprescindible llevar gorros y protector solar y ponerles el protector antes de salir de casa. Esto es lo ideal, ya que para ser efectivo, debe aplicarse entre 15 y 30 minutos antes de exponerse al sol. Si ven que el sol está muy fuerte, pueden dejarle la remera puesta y colocar una sombrilla. 

Algunas ideas para la playa

Una idea que da un poco de trabajo pero bastante tranquilidad, es llevar una piscina inflable de las más pequeñas. Si a los chicos les gusta el agua, pueden armar la piscina cerca de ustedes, llenarla (acarreando unos cuántos baldes!!!) y tener a los chicos contentos y divertidos sin temor a que se pierdan. Esa misma agua la usan para jugar con la arena y será para ustedes una gran tranquilidad.

De todos modos, si van a ir al agua con los niños, deben enseñarles desde pequeños a cerrar la boca para no tragar agua y evitar así problemas en caso de que el agua pudiera estar contaminada.

También conviene llevar algo de comida y bebida, para no preocuparse si se acerca la hora de la merienda. Y para no olvidarse de nada, aquí les armamos una lista de todo lo que necesitarán para disfrutar un día de playa:

• Sombrilla 

• Gorros 

• Protector solar 

• Baldes y palas 

• Mamaderas o termo con agua 

• Fruta o galletitas 

• Pañales y/o trajes de baño de repuesto 

• Toallas y/o salidas de baño 

• Opcional: Piscina inflable 

• Opcional: Sillas o reposeras

Protección solar

El daño solar es acumulativo por lo que debe considerarse el tema con responsabilidad desde que son pequeños y aún en la adolescencia. Elegir un protector solar de amplio espectro y que pueda ser utilizado por todos los miembros de la familia es una excelente opción.