Mamá, papá, ¡estoy aburrido! 10 actividades para las vacaciones

''Mamá, papá, ¡estoy aburrido! ¿qué puedo hacer?'', ¿tus hijos te hacen esta pregunta a cada rato? ¡Te proponemos actividades para que tengas respuestas diferentes!

Juegos al aire libre:

1. Hacer un picnic. Pueden hacerlo en familia o con amigos. ¡Para comer de una manera diferente! Incluso pueden hacerlo en una noche estrellada. Pueden hacer las clásicas milanesas al pan o hasta una fogata para calentar brochettes con verduras asadas previamente.

2. Mirar las estrellas. Les recomendamos acostarse en el pasto a mirar las estrellas. ¡No dejen de buscar las tres Marías! Pueden descargarse la app gratuita "Mapa estelar". Apuntando al cielo con el GPS del celular verán las constelaciones, estrellas, planetas y satélites que están alrededor.

3. Plantar un árbol, plantas o flores. Esta actividad permite disfrutar de la naturaleza y ayuda a desarrollar el sentido de compromiso, ya que deberán cuidar lo que planten.

Juegos para los días de lluvia:

4. Álbum de fotos o video de las vacaciones. Con tantos dispositivos electrónicos al alcance, los niños aprenden a sacar fotos desde muy chicos. Pueden darles la oportunidad de sacar fotos y cada día elegir la mejor para ir armando juntos un álbum digital. Si alguno de los miembros sabe editar, pueden armar una película de la familia.

5. Libro de letras. Los niños deberán sacar fotos de cosas que empiecen con cada letra del abecedario y luego, con la ayuda de la computadora, deberán armar el libro. ¡Es una divertida forma de aprender!

6. Escribir un cuento o inventar una canción juntos. Lo ideal es que un adulto empiece con una frase en voz alta y que vayan agregando frases a la historia por turnos. Si un adulto lo puede ir escribiendo, ¡mejor! Así después les queda de recuerdo. También pueden transformarlo en un libro haciendo ilustraciones en cada página. Lo mismo para la canción, pueden ir diciendo frases y después unirlas. O tomar la música de una canción conocida e inventarle una letra relacionada con lo que están haciendo en las vacaciones o con los miembros de la familia. ¡Hasta pueden inventar un "himno familiar"!

7. Bailar bajo la lluvia. Con mucha precaución (según el pronóstico y con un adulto responsable a cargo), no hay nada más divertido que bailar bajo la lluvia. También pueden bañarse ¡con shampoo, crema y jabón! Y una variante es el "street hockey": jugar al hockey con escobas y pelotas bajo la lluvia.

8. Adiviná el objeto. Ponen varios objetos (ejemplo, una esponja, algodón, una media, etc.) en una bolsa y los niños deben adivinar qué están tocando por turnos. ¡No vale mirar!

9. Juegos de ingenio. Algunas ideas: tienen que decir nombres de niñas o de niños, utensilios de cocina, profesiones, animales que no tienen pelo, alimentos que no se pueden comer con las manos ¡y más! El que diga más palabras gana. También pueden ir diciendo por turnos y queda afuera el que repite uno que ya se haya mencionado.

10. Experimentos. Según estudios, por un lado los niños quieren descubrir el mundo y, además, piensan como científicos. Por estas dos razones, les va a encantar hacer experimentos. Te proponemos algunos con materiales disponibles en casa:
El volcán en erupción. Pueden armar una maqueta con forma de volcán con una botella, arena, arcilla u otro material. En el interior deben colocar dos cucharadas de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de jabón líquido y una cucharada de colorante para comidas color rojo. Por último, deben colocar medio vaso de vinagre y esperar. De a poco la espuma roja subirá, alcanzará el cráter del volcán y comenzará a desbordarse, ¡igual que cuando un volcán entra en erupción!
La moneda que desaparece. Deben colocar una moneda sobre la mesa y, sobre ella, un vaso de vidrio transparente vacío con la boca hacia arriba. Arriba colocar un plato de forma tal que la moneda sólo se vea a través de las paredes del vaso. Luego de probar esto, deben retirar el plato y colocar agua en el vaso hasta llenar 4 partes del mismo. Después colocar nuevamente el plato. Busquen la moneda, ¿la ven? ¡Está invisible!
Huevos que flotan y huevos que se hunden. Necesitarán dos huevos y dos recipientes con agua (uno de ellos tendrá sal). Deberán introducir un huevo en cada recipiente. ¡Verán que uno se hunde y queda en el fondo y el otro flota! ¡Los huevos no son distintos, sino que la presencia de sal en uno de los recipientes logra estos efectos!
El huevo saltarín. Necesitarán un huevo, vinagre y un tarro de vidrio. Coloquen bastante vinagre en el tarro (un poco más de la mitad). Luego coloquen el huevo dentro y cierren el tarro con la tapa. Después de 48 hs., retiren el huevo, y jueguen con él suavemente arriba de una toalla o una sábana, ¡van a ver que rebota como una pelota!

Por Lic. Maite Xavier