Mi hijo cumple en vacaciones, ¿qué hago?

No te preocupes si tu hijo/a cumple en vacaciones, porque si bien muchos amiguitos se van de viaje, podés lograr una fiesta igual de divertida.

Si tu hijo está triste porque no es época de clases y muchos amiguitos se van, decile que tiene algo positivo: ¡pueden hacer un cumpleaños que dure todo el día, desde la mañana hasta la noche! Además, podés decirle que tendrás más tiempo para dedicarle al festejo por estar de vacaciones.

Una buena idea: que el niño elija las actividades que hará ese día. Por ejemplo, en verano pueden ir a la playa y organizar juegos, si tienen casa con fondo pueden jugar con agua (piscina, bombas de agua, pistolas de agua, etc.) y juegos al aire libre. Si tienen casa en un balneario y están cerca de los invitados, no dejen de aprovechar la oportunidad.

Si es en invierno, pueden ir a pasar el día al shopping (almuerzan o cenan, van al cine, al bowling, al teatro, a las maquinitas, etc.). Si decidís hacerle un festejo en un local de cumpleaños o en tu casa, podés averiguar con las madres de los compañeros si van a estar. No dejes de invitar a los primos, a los hijos de tus amigos, a los vecinos del barrio, a los compañeros de la escuela. ¡Aunque sea en vacaciones, es posible una gran fiesta!

Si ves que faltarán muchas personas, pueden cambiar de fecha (por ejemplo, muchas personas que cumplen a fines de diciembre lo adelantan un poco para que no caiga en las fiestas, o las personas que cumplen en enero o febrero lo cambian para el inicio de las clases). El niño tendrá doble festejo: uno en casa el día del cumpleaños y otro con sus compañeros antes o al regreso de las vacaciones. ¡Esta idea les gustará muchísimo!   

Si dejan el festejo para la época de clases, el día del cumpleaños pueden irse de excursión por el día a algún lugar que el niño disfrute. Por ejemplo, a una estancia. También, como señalamos anteriormente, pueden hacer un mini-festejo con sus familiares más cercanos (abuelos, tíos, primos, amigos de los padres, hijos de los amigos de los padres, etc.). 

Si en la fecha del cumpleaños están de viaje, pueden organizar algo diferente. Una buena idea: ir a soplar las velitas a un lugar diferente. Si es verano, puede ser en una playa, en un bosque, en la montaña. A los niños les encantan las aventuras y lo diferente. ¡No se olviden de sacar muchas fotos para el recuerdo!

Fuente consultada: www.disneybabble.com