Quinta y sexta enfermedad, sarampión, varicela, rubéola, escarlatina

Tienen en común que son enfermedades cutáneas y eruptivas. Se presentan principalmente en la infancia y adolescencia y se manifiestan por ronchas, manchas o vesículas en la piel que provocan comezón y molestias.

Se presentan principalmente en la infancia y adolescencia y se manifiestan por ronchas, manchas o vesículas en la piel que provocan mucha comezón y molestias asociadas a episodios de fiebre.

Varicela: Es la eruptiva más frecuente y la más contagiosa. Habitualmente aparece en septiembre, octubre y noviembre y se la reconoce por la aparición de ampollitas “de agua” que pican mucho, que se rompen con el rascado y se localizan sobre todo en cuero cabelludo, pecho y espalda. A veces cursa con fiebre muy alta y como es de origen viral, se cura sola, sin antibióticos. La vacunación al año de vida en forma sistemática contra la varicela en niños uruguayos ha disminuido notablemente la incidencia de esta enfermedad y los casos que se presentan en la actualidad son más leves y menos contagiosos.

Escarlatina: Es la única eruptiva bacteriana, por lo que es tratable con antibióticos. Es causada por una toxina que genera una bacteria, el estreptococo, y puede confirmarse realizando un exudado de amígdalas. Comienza por una angina con  o sin placas, luego aparecen muchísimas manchitas  coloradas que se unen entre sí,  que a veces hacen que  toda la piel esté colorada. Al tocarla se siente como piel de gallina o rallador y pica mucho. Se acompaña de fiebre muy alta, dolor de cabeza, de barriga y vómitos.

Rubeóla: En los chicos suele presentarse como una enfermedad banal; no así en la embarazada,  ya que en caso de contagio durante el primer trimestre, puede derivar en problemas cardíacos, oculares y auditivos en el feto. Como la vacuna es obligatoria (dos dosis: al año y a los cinco años) casi ya no se ve. Cuando aparece se presenta con muchas manchitas en todo el cuerpo, fiebre, decaimiento, y sobre todo, ganglios inflamados en el cuello, nuca, axilas e ingle.

Sarampión: Se previene con una vacuna, por lo que afecta a los chicos no vacunados y a los menores de 1 año. Aparecen manchitas rojas, muy pegadas unas de otras, dando el aspecto de “cara sucia”, extendiéndose luego por todo el cuerpo. Hay conjuntivitis, muchas secreciones nasales y tos, y la afección pulmonar a veces es seria; es en estos casos la eruptiva más peligrosa para los chicos (sobre todo los más chiquitos). En Uruguay se considera una enfermedad erradicada.

Quinta enfermedad: Suele afectar a chicos en edad escolar, casi siempre de primaria. Consiste en la aparición de manchitas sobre todo en mejillas (se parece a una “bofetada” ) y también en otras partes del cuerpo. Se presenta con dolor de cabeza, algo de fiebre, y casi nunca trae complicaciones. 

Sexta enfermedad: Comúnmente afecta a chicos entre los 6 meses y  3 años, sobre todo en los meses de calor. Comienza con  2 a 3 días de fiebre muy alta (39/40º) sin ningún síntoma orientador y 12 a 24 horas luego de desaparecer la fiebre se ven unas manchitas rosadas, principalmente en la barriga y espalda. 

Causas:

El origen de estas enfermedades es infeccioso o ambiental. Los causantes son virus o bacterias.

Tratamiento:

Depende del tipo de enfermedad (la escarlatina requiere antibiótico, las demás no).

El tratamiento consiste en alivianar los síntomas de la fiebre, con paracetamol o ibuprofeno; y la picazón, con cremas y antihistamínicos específicos recetados por el médico. 

Es recomendable mantener las uñas bien cortas e higienizadas para evitar la infección por rascado.

Existen vacunas para prevenir algunas de estas enfermedades.