"> "/>

Sistemas de Retención Infantil (SRI)

Conocidas popularmente como "sillas de niño".

Conocidas popularmente como “sillas de niño”

El uso apropiado de los sistemas de retención infantil (SRI), requiere que los niños tengan sistemas adecuados a su tamaño, que el mismo esté correctamente sujeto al vehículo y que el interior del vehículo sea seguro.

El rol de un sistema de retención infantil (SRI) es el de mantener al niño debidamente sujeto al vehículo durante un choque y evitar impactos peligrosos entre su cabeza (u otras partes del cuerpo) y las estructuras interiores del vehículo (por ejemplo el respaldo de los asientos delanteros, los pilares laterales de las puertas, etc.).

El sistema de retención seguro debe minimizar el movimiento relativo entre el niño y el vehículo durante un choque. El sistema de retención seguro debe también disminuir la energía que actúa sobre el niño en el choque absorbiendo una porción significativa de la misma. 

Un niño debidamente sujeto debe superar cinco etapas de seguridad en la medida que su cuerpo crece. Cada etapa requiere un sistema de retención específicamente diseñado para adaptarse a las distintas tallas y proporciones físicas del niño. 

La correcta instalación de un sistema de retención homologado es fundamental para brindar un desempeño seguro y efectivo en situación de choque. 

Si el SRI es de origen europeo (según la norma ECE-R44)*

Siempre verifique en el SRI que el tamaño y peso del niño que puede llevar sea el del suyo.

* NOTA: La gran mayoría del parque automotor nacional esta basado en vehículos europeos, es por eso que es más recomendable usar SRI de ese origen; aunque puedan usarse de otros orígenes y aun así pueden adaptarse a su vehículo.