Tolerancia de la piel infantil al uso de productos con poca fragancia

Escoja productos con fragancias suaves y desarrolladas especialmente para la delicada piel de bebés.

Diversos estudios indican que, en el nacimiento, los bebés ya tienen desarrollado el olfato(¹-4). Son capaces de reconocer aromas, además de distinguir el olor del seno materno del de otra mujer lactante(5). Hay, incluso, evidencias de que el olfato puede influir en las primeras conexiones afectivas, proporcionando al niño o la niña impresiones físicas y sociales del ambiente. Así, se lo considera un estimulador social y cognitivo(6).

En el ritual de cuidados de la piel del bebé, el olfato es estimulado muchas veces ya que, tradicionalmente, las fragancias forman parte de la composición de los cosméticos infantiles(8). El aroma utilizado en los productos puede estimular asociaciones permanentes con el contacto materno o paterno, considerando que los recuerdos desencadenados por el olfato son evocados con mayor facilidad que aquellos estimulados por la visión o la audición(9).

Un estudio realizado en 30 bebés demostró que el baño con aceite aromático de lavanda, comparado con un baño sin aromas, es capaz de desencadenar comportamientos relajados, reduce el llanto y aumenta el tiempo de sueño profundo(10).

De todos modos, el uso de fragancias en productos infantiles debe respetar las características de la delicada piel en esta edad, minimizando la posibilidad de sensibilización o de desarrollar cuadros de dermatitis de contacto(11). La cuidadosa elección de ingredientes en la formulación debe ponderar no solo el uso de agentes suaves sino también la selección de fragancias apropiadas, cautelosamente probadas(12).

Así como los otros productos cosméticos y de higiene, las colonias deben ser formuladas especialmente para esa edad, con fragancias suaves y delicadas. Es deseable que la colonia no contenga alcohol en su composición, ya que es irritante para la piel y tiene potencial tóxico(13). Actualmente, existen colonias que contienen ingredientes hidratantes en su composición, como la glicerina, que agregan beneficios a la piel(14). Atendiendo a estos criterios, el uso de productos para el cuidado de la piel infantil con fragancias suaves es bien tolerado por los bebés(15).

Referencias:

  1. Winberg J, Porter RH. Olfaction and human neonatal behaviour: clinical implications. Acta Paediatr 1998; 87(1): 6-10.
  2. Marlier L, Schaal B, Soussignan R. Orientation responses to biological odors in the human newborn. Initial pattern and postnatal plasticity. C R Acad Sci III 1997;320: 999-1005.
  3. Schaal B, Marlier L, Soussignan R. Human foetuses learn odors from their pregnant mother's diet. Chem Senses 2000;25:729-37.
  4. Gauthaman G, Jayachandran L, Prabhakar K. Olfactory reflexes in newborn infants. Indian J Pediatr 1984;51:397-9.
  5. Schriever VA, Góis-Eanes M, Schuster B, Huart C, Hummel T. Olfactory Event-Related Potentials in Infants. J Pediatr.2014 Aug;165(2):372-375.e2.
  6. Coffield CN, Mayhew EM, Haviland-Jones JM, Walker-Andrews AS. Adding odor: Less distress and enhanced attention for 6-month-olds. Infant Behav Dev. 2014;37(2): 155-61
  7. Gao X, Simpson EL. Market trends in baby skin care products and implications for clinical practice. Pediatr Dermatol. 2014 Nov-Dec;31(6):734-8.
  8. Tyebkhan, G. Skin cleansing in neonates and infants - basic of cleansers. Indian Joumal of Pediatrics. 2002; 69: 767-69.
  9. Willander J, Larsson M. Smell your way back to childhood: Autobiographical odor memory. Psychonomic Bulletin & Review. 2006; 13(2): 240-244
  10. Field T, Field T, Cullen C, Largie S, Diego M, Schanberg S, Kuhn C. Lavender bath oil reduces stress and crying and enhances sleep in very young infants. Early Hum Dev. 2008 Jun;84(6):399-401.
  11. Duarte I, Kobata C. Dermatite de contato em crianças. Ped Modern. 2007; 43(1)
  12. Blume-Peytavi U, Cork MJ, Faergemann J, SzczapaJ,Vanaclocha F, Gelmetti C. Bathing and cleansing in newborns from day 1 to first year of life: recommendations from a European round table meeting. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2009; 23(7):751-759. 34.
  13. A. Harpin, N. Rutter. Barrier properties of the newborn infant's skin J Pediatr, 102 (1983), pp. 419-425
  14. Draelos, Zoe Diana M.D. Active Agents in Common Skin Care Products. Plastic and Reconstructive Surgery. 2010, 125(2): 719-724.
  15. Iarkowski LE, Tierney NK, Horowitz P. Tolerance of skin care regimen in healthy,full-term neonates. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2013 May 29;6:137-44

Por BabyDove