Trastornos del Espectro Autista (TEA) - Parte III

Las personas con TEA procesan la información de forma diferente, por eso, requieren procesos educativos adecuados para sus necesidades y sus capacidades.

La institución educativa

Las personas con TEA procesan la información de forma diferente, por eso, requieren procesos educativos adecuados para sus necesidades y sus capacidades. Es sumamente importante evaluar las intervenciones educativas, eliminar las barreras conceptuales y de acceso a la información, educar e incluir a las personas con discapacidades y formar a los profesores para que estén preparados.

Hay escuelas que contienen programas especiales para niños con Trastornos del Espectro Autista pero, la Lic. Boni recomienda "ir a una escuela común con una inclusión y un acompañamiento terapéutico. Para mí lo mejor siempre es la inclusión, sobre todo cuando son más chicos. Lo que siempre les digo a los padres es que los niños con TEA no viven en otro mundo, viven en éste, entonces el mejor ejemplo de todo lo que pasa en la cotidianeidad (hacer una fila, levantar la mano, hablar en público, saber usar el dinero) lo tienen en la escuela. En algunos casos es mejor una escuela especial, por ejemplo, cuando el nivel de afectación es muy importante. También se pueden complementar, por ejemplo, en la mañana pueden ir a una escuela común para determinados objetivos puntuales y en la tarde a una escuela especial para cumplir otros objetivos. Se necesita un acompañante terapéutico que sea intermediario entre el niño y el profesor porque, en primer lugar, los profesores no están preparados (a menos que hagan un curso aparte) y, en segundo lugar, un niño con TEA en una escuela implica un trabajo que un profesor con 20 alumnos no le puede brindar. La inclusión de la discapacidad tendría que ser un tema a tratar en Magisterio. Para mí la inclusión de la discapacidad no tiene que ser una discusión, tiene que ser una realidad". La Dra. Severgnini agrega que "el acompañante terapéutico es un buen intermediario entre el niño y el maestro, el niño y sus compañeros y el niño y la escuela en general. Es un mundo de muchos cambios y a veces les cuesta".

Lamentablemente, en algunos colegios no aceptan alumnos con discapacidades. Al ser consultada sobre el tema, la Lic. Boni indicó que "es un problema que tienen los padres que no deberían tener porque la educación es un derecho inherente a cualquier niño. Uno los ve en la lucha, parece que tienen que estar rogando que los acepten en los colegios. Pero hoy en día hay escuelas y colegios que se dedican a la inclusión y que lo hacen muy bien, lo que suele suceder es que se acaban los cupos, porque lo ideal es que haya un niño con acompañante terapéutico por clase".

Con la inclusión, las instituciones educativas brindan enseñanzas positivas tanto a los niños que tienen TEA como a los compañeros de las clases. La Lic. Boni señala "yo he trabajado como acompañante terapéutica y no sé quién se beneficia más, si los niños que tienen TEA o los otros niños. Los niños adquieren sensibilidad, aceptan la diferencia, tratan con normalidad. Por ejemplo, me pasó una vez que un paciente estaba teniendo una crisis y una niña de 4 años me dijo: ´No te preocupes, él llora así pero si le das esto se calma´. Entienden todo perfecto y se enriquecen personalmente de una forma que no lo generás de otra manera". Y vuelve a destacar que lo importante es la inclusión: "Mi experiencia en la inclusión (como acompañante terapéutica o como terapeuta afuera) siempre ha sido super positiva, salvo en colegios que en lugar de inclusión hay exclusión. Por ejemplo, te llaman y te dicen ´Puede ir al paseo si se porta bien´ o ´Puede ir al paseo si no grita´. Ahí tenemos un problema pero no por la inclusión sino que porque el colegio no está teniendo la función que debería cumplir".

Pero no solo en las instituciones educativas es importante la inclusión, en todos lados deben sentirse bienvenidos. La Lic. Boni agrega que "las familias tienen una realidad muy distinta a la que tiene uno, entonces tenemos que ayudarlos a que se sientan bienvenidos. Uno siente que los padres de los niños con TEA están luchando desde que los niños son chiquitos, por ejemplo, van al pediatra y escuchan ´no se preocupen, ya va a hablar´, tienen que conseguir que un dentista los atienda, ante un exabrupto conductual la gente los mira, entonces lo que uno tiene que hacer es ayudar, incluir, no al revés, el colegio no puede decir ´el colegio no está preparado para el niño´, porque entonces hay que preparar los colegios para los niños porque los niños están en este mundo".

Por Lic. Maite Xavier

Fuentes:

  • Entrevista al Dr. Gabriel González, Neuropediatra, Director de Cátedra de Neuropediatría, Centro Hospitalario Pereira Rossell, Facultad de Medicina, Instituto de Neurología, Universidad de la República.
  • Entrevista a la Dra. Alejandra Severgnini, Psiquiatra Infantil en el Hospital Británico y en el Centro Clínico del Sur. 
  • Entrevista a la Lic. Martina Boni, Psicóloga en consultorio particular y Psicóloga clínica en CLINEI (Centro de Neurología Infantil). 
  • Entrevista a la Lic. Dima Rodríguez, Fonoaudióloga, DPP en Neurodesarrollo.
  • Páginas web Autismo Diario y TEA Uruguay.

Originalmente publicada en Revista Ser Familia