Olvidó su contraseña?

La completa higiene del bebé

  • 11
  • 14814
  • 1

Cuando nos referimos a la higiene del bebé, son muchas los factores a tener en cuenta. Y es que la higiene del bebé incluye muchas áreas.

¿Qué tal si comenzamos por conocer los detalles de una correcta higiene del cordón umbilical?

El cordón es una de las zonas más delicadas de los recién nacidos. Por esto, tenemos que limpiarlo con una gasa esterilizada o cotonetes mojados en alcohol al 70% (Alcohol Rectificado) cada vez que realicemos el cambio de pañales. Se recomienda limpiarlo, después de cambiar los pañales, hasta que se caiga, aproximadamente entre los 5 y 10 días de vida y cubrirlo con el chiripa para protegerlo de roces o tirones. Nunca cubrirlo con el pañal, este debe doblarse hacia adentro para evitar el contacto del pichi con el cordón. Al caerse, el cordón, puede presentar un sangrado rojo oscuro escaso, si esto ocurriese, debemos seguir limpiándolo con toques en la zona con una gasa humedecida con alcohol, 2 o 3 veces por día, hasta comenzar con los baños donde la higiene se considera total. 

Dos creencias erróneas muy difundidas: 

1. Dejar gasa mojada en alcohol envolviendo el cordón. Esto no es así ya que el cordón debe permanecer seco, por eso también se puede usar un minuto el secador de pelo en frío o tibio y luego recién cubrir.

2.El cordón se debe limpiar con mucho cuidado ya que puede generar dolor en el bebé. Esto no es así, ya que como no tiene nervios no se siente ningún tipo de dolor. Lo que si siente el bebé es frío por el alcohol o hambre porque ésta higiene se realiza justo antes de comer.

¿Cuáles deben ser los pasos a dar cuando bañamos al bebé?

Antes de empezar a bañarlo, es fundamental que preparemos todos los elementos necesarios. Inclusive aquello que nos parece de más, para no tener que dejarlo sólo mientras vamos por ellos, ej: muda completa, jabón, toalla.

Previo a su aseo, debemos comprobar que la temperatura del agua sea de unos 37 o 38 grados, sin improvisar, utilizando un termómetro de agua que ya está marcado para esto. De este detalle depende el éxito o el fracaso del baño.

Debemos distinguir dos tipos de baños:

1.El higiénico, de todos los días, que puede además cumplir el rol de generar costumbre y disfrute, pero que debe incluir el lavado de cabeza con el mismo jabón o con champú neutro,

2.El didáctico o relajante que no necesita un cuidado muy exhaustivo de la higiene pero si del confort y el contacto que éste genera por ejemplo para lograr calmar al bebe y muchas veces como inductor del sueno

Algunos consejos prácticos:

1.Usa siempre jabón neutro, líquido o en barra, eso te permitirá no preocuparte en el momento del baño. Podrás lavar con él tanto el cuerpo como la cola paspada como así también la cabecita sin correr el riesgo de irritación

2.Ten mucho cuidado al elegir la habitación en la que realizaras el baño, la temperatura debe ser adecuada a cada momento. Para desvestirlo 26 – 28 grados y mientras dure el baño hasta vestirlo. Pero luego acuérdate de bajarla, el bebé ya esta vestido y le toca comer.

¿Cómo se realiza la higiene de otras partes del cuerpo?

El rostro debe lavarse, como lo hacemos generalmente al despertar. Inclusive es uno de los métodos para que el bebé coma. Al principio, es conveniente hervir agua y dejarla enfriar para ese fin. También es importante pasar una gasita con agua hervida o suero fisiológico por la barbilla y los pliegues del cuello porque allí se acumula suciedad por la humedad de la transpiración y a veces por restos de leche que provocan una irritación o paspadura muy molesta para el bebé. 

La limpieza de los ojos debemos realizarla con una gasita mojada en esa misma agua hervida o en suero fisiológico para cada ojo, se pasa suavemente la gasita por el borde de los párpados, empezando por la parte interna hacia fuera, arrastrando las secreciones y descartándola. 

Las orejas deben limpiarse con hisopos o con una bolita de algodón, pasando por los pliegues del pabellón, sin olvidarse del pliegue de atrás, para que no quede húmedo. No debemos introducir los hisopos en el conducto auditivo porque podemos provocar lesiones.

¿Cómo higienizar la colita del bebé?

La higiene de los genitales generalmente se hace durante el cambio de pañales que puede hacerse con agua tibia y algodón o con las toallitas especiales (siempre que sean hipoalergénicas) cuando estamos fuera de casa.

En la niña, la limpieza debe hacerse siempre de adelante hacia atrás, para evitar llevar a la vulva los gérmenes del ano, no se debe limpiar el interior de la vulva. 

En el varón se pasan los algodones humedecidos o las toallitas por los pliegues de los muslos y los genitales. Se limpia el pene pero sin forzar la retracción del prepucio. Es fundamental que no olvidemos lavar toda la superficie del escroto (bolsa de piel que recubre los testículos).

Tanto en el varón como en la niña es importante secar todos los pliegues de la piel para evitar irritaciones.

Lo más importante para la salud e higiene del bebé es el cambio frecuente de pañal. El cambio de pañales es de suma importancia para mantener el bienestar y comodidad del niño. 

En cuanto a la frecuencia no existen normas establecidas ya que depende de cada bebé, de los hábitos de la familia y de la calidad del pañal. Pero se recomienda en el bebe recién nacido mudarlo antes de cada comida , salvo en la noche en caso de que no ocurra ningún accidente. 

Cada vez que lo cambies elige una zona lisa, amplia y recta y recuerda siempre:

- NO utilizar cremas SALVO cuando existan irritaciones. Estas cremas deben SER ESPECÍFICAS, recomendadas por el pediatra. 

-NO emplear polvos de talco. 

-Evitar las toallitas húmedas que contengan alcohol o perfume, salvo aquellas que sean hipoalergénicas. 

Recomendación: 

Es importante que cada vez que se le cambien los pañales, sequemos su colita sin frotar ni friccionar enérgicamente, sino más bien por contacto y dejando también al aire libre o usando CON CUIDADO el secador de pelo.

¿Es importante cortarle las uñas a nuestro bebé?

Las uñas siempre deben mantenerse cortas para evitar que se dañen. Por este motivo cortarlas una vez por semana es lo indicado. 

Para cortarlas, se recomienda usar una tijera de punta redondeada o un corta-uñas pequeño con poco filo para evitar posibles accidentes. 

Las uñas de los pies no precisan generalmente ser cortadas con tanta frecuencia pero debemos vigilarlas. 

Atención: Puede suceder que tu bebé se irrite con este procedimiento. Para estos casos es aconsejable realizarlo mientras duerme. 

La higiene bucal ¿desde cuándo y cómo hacerla?

Si queremos que la dentadura de nuestro hijo sea sana es importante que comencemos a cuidarla antes de la aparición del primer diente. Por eso debemos limpiarle la boca con un trozo de gasa humedecida con agua hervida, suero fisiológico o agua boratada, enrollado en el dedo índice después de la ingestión de cualquier alimento, incluso el pecho. Esta conducta es el punto de partida para la prevención. Sobre todo en aquellos bebés que suelen conservar restos de leche en la boca cuajo ya que puede generar la aparición de aftas puntos blancos que son muy dolorosas y no permiten al bebe mamar con tranquilidad. 

La primer visita al dentista debe realizarse entre los dos y tres años, para que éste indique cómo cepillarse los dientes correctamente y para crear el hábito de visitar a este profesional en forma preventiva y no una vez que hayan problemas. 

Desde los 5 meses hasta los 6 años aproximadamente, se presentan los llamados dientes de leche. Esto quiere decir que el cuidado de la salud bucal debe incrementarse a partir de los 6 años pero de ninguna manera, que antes de esta edad no se preste cuidado alguno. Como se habló anteriormente, la higiene comienza incluso antes de la salida del primer dientito.

Ten siempre presente que aunque para tu bebé la higiene corporal es una necesidad básica, no se trata sólo de una mera eliminación de la suciedad sino que es una instancia de disfrute y contacto entre el hijo y sus padres. Por eso tomate tu tiempo y comparte un espacio de tranquilidad y amor con tu bebé!.

Ten también en cuenta que en este tema, la participación de ambos es fundamental ya que es el momento en el cual el papá toma contacto directo con su bebé y así no sólo alivia a la mamá del placer “trabajo”, de dar de mamar sino que comparte un momento muy importante. Esta nota es para cualquiera de los dos. DISFRUTENLA.

Recuerden:

-Baño de higiene: puntual, duración limitada, cuando se necesita.

-Baño de placer e higiene: tiempo, tranquilidad, disfrute, sustituye e incluye el baño diario de higiene. 

Por Equipo de Mundobebe.com

Equipo de Redacción

Comentarios

1 2 >
 

Agregar Comentario