Olvidó su contraseña?

¿Qué debo tener en cuenta si quiero quedar embarazada?

  • 185
  • 37187
  • 8


Cuando se decide tener agrandar la familia se deben tener en cuento algunos datos importantes.

A diferencia de las generaciones anteriores, desde la popularización de los métodos anticonceptivos, especialmente los orales y otros y al mayor alcance a la información, las mujeres y las parejas actuales pueden planificar el momento más conveniente para tener sus hijos.

Para empezar, lo ideal es elegir un ginecólogo, si aún no lo tienes que luego te acompañará en las distintas etapas, y te orientará para programar el embarazo.

Programar el embarazo es algo tan simple como realizarte los exámenes de rutina para ver si tu organismo está en óptimas condiciones, descartando, anemia, diabetes, infecciones vaginales y tomar las medidas necesarias para curarlas.

También te indicará un suplemento dietético de vitaminas y minerales y te indicara corregir algunos hábitos.

Ácido fólico

La ingesta de ácido fólico se recomienda realizarla unos tres meses antes del embarazo, por eso si ya estás pensando, apenas planifiques dejar las medidas anticonceptivas es bueno que empieces a ingerirlo. Hoy en día hay varias marcas de complejos vitamínicos especiales para el embarazo que ya lo contienen.

El ácido fólico se sabe que es muy importante para evitar malformaciones del tubo neutral del feto, que se forma en los primeros días del embarazo.

Se ha estudiado que con la aplicación de esta medida ha bajado en forma importante el nacimiento de bebés con espina bífida.

Si bien es cierto que las harinas y otros productos que consumimos habitualmente están enriquecidos con ácido fólico (que es una vitamina) durante esos meses es aconsejable tomarlo en comprimidos para estar seguros de que la dosis es suficiente.

Dejar de fumar

Si aún no has decidido o no has podido dejar de fumar, es importante que lo hagas ahora, es sabido que el cigarrillo es nocivo para la mamá y el embrazo.

Asimismo se sabe que los hijos de madres fumadoras son más propensos a las enfermedades respiratorias que los hijos de las que no fuman.

Una vida sana

Te recomendamos llevar una vida saludable, que incluye una dieta saludable, evitar el sedentarismo, en lo posible el stress, beber abundante líquido, descansar el tiempo necesario, realizar actividades recreativas.

Una dieta saludable

Incluye abundantes frutas y verduras, crudas y cocidas, carnes blancas y rojas (pescado, pollo, vacuna), lácteos, que pueden ser descremados y cereales.

Evitar las golosinas y bebidas dulces que aportan calorías vacías (o sea que no proveen de nutrientes importantes pero inciden en el aumento de peso).

Beber abundante líquido

Nuestro cuerpo está constituido por un porcentaje muy alto de líquido que hay que reponer permanentemente, lo ideal es que de acuerdo al clima y la temporada beber por lo menos dos litros de agua diariamente, y tres en climas muy cálidos.

Acostumbrarse a tomar agua, si es posible mineral sin gas, aunque también se puede complementar con té sin teína, sopas o caldos, etc. Con un organismo bien hidratado el organismo funciona muy bien, tanto en lo que respecta a los riñones, intestinos y se transmite en la belleza de la piel, el cabello, etc.

También es un hábito que será importante durante la lactancia.

El sedentarismo

Todos sabemos la importancia y los beneficios del ejercicio físico, para el sistema cardiovascular, para el mantenimiento de la agilidad, la masa muscular, el estado de ánimo. 

Si no practicas ningún deporte, acostúmbrate a hacer caminatas regularmente, unas tres veces por semana, empezando por diez o quince minutos diarios e ir aumentando el tiempo hasta llegar a cuarenta minutos o una hora. 

Por Equipo de Mundobebe.com

Equipo de Redacción

Comentarios

1 2 3 >
 

Agregar Comentario