Si bien el momento exacto depende de cada niño y su rapidez en el aprendizaje de la masticación, a partir de los 12 meses de edad debe iniciarse progresivamente la introducción de alimentos con una textura más gruesa.

Si bien el momento exacto depende de cada niño y su rapidez en el aprendizaje de la masticación, a partir de los 12 meses de edad debe iniciarse progresivamente la introducción de alimentos con una textura más gruesa.

Así comenzaremos a acostumbrar al bebé a alimentos troceados en vez de pisados. Para empezar, una buena solución es darle la manzana rayada más gruesa o la banana no tan pisada. El objetivo es que al llegar a los 24 meses el niño coma los alimentos troceados. También deben introducirse poco a poco, galletas, yoghurt natural, quesos y jamón.

Los frasquitos de comida pre-elaborada son adecuados para casos excepcionales y esporádicos (viajes, emergencias, etc.) pero no como alimentación diaria y continuada. Durante esta época de la vida las necesidades nutricionales son variables dependiendo del desarrollo del niño (peso y talla) y el grado de actividad (unos niños son tranquilos, otros son activos y unos pocos son hiperactivos).

Durante esta época también debe producirse un cambio estratégico en su alimentación. Pasar del concepto de plato único a una comida compuesta por un primer plato (verduras, patatas, sopa, purés, etc.), un segundo plato (carne, pescado, huevo, etc. todo ello acompañado de una guarnición) y finalmente un postre.
Las necesidades diarias nutricionales de un niño entre 12 y 24 meses son:
Calorías……………..1.200-1.300 Kcal/día
Proteínas…………………… 25-30 grs/día
Hidratos de carbono……. 100-160 grs/día
Grasa………………………… 35-45 grs/día

Deja un comentario