Algunos bebés son lactantes exclusivamente hasta los seis meses y recién en este momento comienzan a probar sus primeras papillas. Otros en cambio, las conocen hace unos meses.

Algunos bebés son lactantes exclusivamente hasta los seis meses y recién en este momento comienzan a probar sus primeras papillas. Otros en cambio, las conocen hace unos meses.

Aquellos que ya comenzaron a comer frutas y verduras a partir del cuarto o quinto mes, en el sexto introducen la carne de vaca alternándola con el pollo en el almuerzo (ya que habitualmente los bebés no cenan hasta los siete u ocho meses). A partir del octavo mes se introduce el pescado blanco (rape, merluza, lenguado) tres o cuatro veces a la semana (preferentemente en la cena). Con la introducción del pescado se inicia el aporte de aceites de pescado, de gran interés para un correcto equilibrio entre la grasa saturada (de origen animal) y poli-insaturada (de origen vegetal y marino). El aporte MÍNIMO de leche diario debe ser aproximadamente medio litro durante toda la infancia.

Por eso, si al introducir la cena, ustedes notan que el aporte de leche se ve mermado, deben aplicar algún cambio en su alimentación. Para ello se puede suprimir la papilla de frutas y administrarle un flan o leche con cereales como postre de la cena. Entre los 10 y 12 meses se introduce el huevo para la cena alternando con el pescado. Primero será huevo duro y solo la yema, pasadas 2-3 semanas ya puede administrarse el huevo completo. En forma de tortilla de papas o arvejas se iniciará a los 12-15 meses dependiendo de la habilidad del bebé para la masticación.

Deja un comentario