Mamá, papá y bebé pueden disfrutar a lo grande la experiencia de un papá comprometido con la crianza de los niños.

Mamá, papá y bebé pueden disfrutar a lo grande la experiencia de un papá comprometido con la crianza de los niños. Pero muchas veces los papás no saben por dónde empezar porque nadie les ha explicado ni lo han visto en sus casas y somos las mujeres quienes debemos incentivarlos.

Todos escuchamos decir que ahora los hombres cambian pañales, que ayudan más en la casa, que antes era diferente… pero cuando nos llega el momento, nos preguntamos si realmente será así. Y las mujeres que se quejan de que sus parejas no ayudan, muchas veces no se dan cuenta que son ellas mismas quienes no los están dejando participar.

Por lo tanto, en vez de quejarse, deben pensar qué pueden hacer para que el papá ayude con el bebé o incluso con las tareas de la casa.

Consejos para que tu pareja se transforme en papá

El primer consejo, es plantear al hombre un desafío. Por ejemplo: hoy de la comida te ocupás tú. La mayoría de los hombres son orgullosos y aunque no tengan muchas ganas, querrán demostrar que sí son capaces de resolver el tema. 

Pero refiriéndonos específicamente a los hijos, debemos demostrarles confianza: si el bebé llora, dejar que alguna vez sea él el que acuda a calmarlo y dejar que se tome el tiempo necesario para lograrlo, no ir atrás a tomar al bebé si a los 10 segundos no logró hacer que deje de llorar.

También es importante darle oportunidad para estar sólo con el bebé. No pasa nada si nos tomamos un rato para ir a la peluquería o a visitar una amiga y dejamos que el papá se ocupe del niño y dejamos que empiecen a encontrar su propia sintonía. De hecho el mundo del bebé se enriquecerá si recibe con frecuencia los puntos de vista del papá, o s éste lo entretiene con canciones y juegos diferentes. Podemos pedirle al papá que se organice para una vez a la semana llegar a casa un poco antes y que ese sea nuestro día para ir al gimnasio o a hacer las compras.

En este sentido es importante que si bien se repartan las tareas, éstas se realicen de manera rotativa. Esto significa que no es la mamá la que siempre debe dar de comer al bebé y el papá quien lo bañe, sino que pueden ir alternando las opciones.

Finalmente, muéstrale lo orgullosa que estás de su rol como padre. Los hombres también necesitan que se les demuestre cariño para poder transmitirlo a los chicos. Dile lo bien que lo está haciendo, lo contento que está el niño y lo feliz que estás tú de que la educación de los niños sea realmente una cuestión de pareja. 

La foto fue tomada de: www.morguefile.com 

Deja un comentario