Los niños tienen la costumbre de hacer cartas a los Reyes Magos donde les cuentan lo bien que se han portado con sus papis durante el año, y así les adelantan los obsequios que quieren recibir el día de Reyes.

 Como padres, tenemos que hacer que la ilusión nunca se pierda. Los chicos viven ansiosos la llegada de los Reyes. Juntar pasto, ofrecerles agua y dejar los zapatos son tareas que los chicos felices y entusiasmados cumplen. Por eso, nuestro rol es que de verdad lleguen los Reyes a nuestro hogar.

Por eso, te dejamos algunas ideas que te pueden ser útiles para incrementar la ilusión:

  • Dejemos pistas. Algo de pasto desparramado da la sensación de que los camellos son desordenados y que estuvieron allí.
  • Alguna ventana abierta. Como si los reyes se hubiesen olvidado de cerrarla.
  • Filma. Si te animás, podés hacerle creer a tu hijo que dejás la filmadora prendida durante la noche para "filmar a los reyes". Si bien lleva un poco más de producción esta idea es muy buena ya que te ponés de cómplice de tu hijo para que él pueda "ver a los verdaderos Reyes Magos" 

Deja un comentario