El bautismo de tu bebé es una ceremonia muy emotiva que deberás organizar  para asegurarte que todo salga como imaginás. Te recomendamos considerar los siguientes 5 pasos. 

1. Elección de la parroquia

El primer paso para organizar el bautismo es contactar la parroquia. Tal vez ya tengas alguna en vista, por ejemplo, una que quede en tu barrio o la del colegio al que fuiste de pequeña. Para asegurarte que la celebración sea donde lo deseás te recomendamos que pidas con tiempo la fecha para realizar el bautismo. De igual manera, si tenés preferencia por algún cura amigo no dudes en avisarle que lo querés contar con él en esa fecha.

Los requisitos que deberás cumplir al momento de agendar la fecha son:

–       Ser devoto de la religión católica.

–  Llenar un formulario de bautismo.

–  Acudir a un par de charlas en donde se te explicará a tí, y a los padrinos, el significado de la celebración.

–       A veces, te pedirán el acta de nacimiento del bebé y el certificado de matrimonio religioso. Si no te has casado por Iglesia, generalmente no hay inconvenientes.

2. Los protagonistas: los padrinos

No hay norma para elegir quiénes serán los padrinos pero lo que te recomendamos es que sean personas allegadas. Se esperará que ellos sean referentes espirituales de tu hijo y que sean los “segundos” tutores por si algún día llegas a faltar tú.  

 Puedes ver entre tus seres queridos: hermanos, hermanas, amigos, amigas, primos y primas. Debe ser una decisión de la pareja. Un camino es que uno elija a uno y otro a otro. Lo fundamental es que haya un consenso ya que estos padrinos serán por el resto de la vida.

Siempre es lindo encontrar una forma original de comunicarles la decisión: invitarlos a una cena en casa, entregarles una tarjetita “firmada” por el bebé, etc.

3. Los gastos

Algunos de los gastos habituales que  implica esta celebración: 

• Invitaciones y recuerdos. Generalmente se acostumbra a hacer estampitas para que queden de recuerdo para los invitados. Es una manera de que los familiares y más allegados tengan un presente del día en que tu hijo se bautizó. Suelen incluir, en la cara frontal, una imagen religiosa y en la parte posterior la fecha del bautismo, el nombre de la parroquia, el nombre de tu bebé y el de los padrinos. Hoy día muchos las hacen como imanes de heladera, para que los asistentes puedan tenerlas siempre presentes.

• La fiesta. Luego de la celebración en la Iglesia las familias suelen reunirse  para celebrar íntimamente. Puedes encargarte tú del banquete o contratar. Lo que te recomendamos es que tengas preparado todo el día anterior para no estar a las corridas este día que debes dedicarle a tu bebé y a ti. Decidí previamente si vas a hacerlo en tu casa o en algún local o si vas a pasar música o no. Si tu casa es pequeña pero no querés gastar demasiado, podés indagar previamente qué familiar o amigos pueden disponer de barbacoas o salones comunales en sus edificios y puedan prestártelo para la ocasión.

• Un tip: Muchas familias aprovechan para festejar el primer cumpleaños del bebé y el bautismo a la vez. No solo abaratás los costos sino que también hacés que sea más posible para tu familia ir a ambas celebraciones ya que son en un mismo día. Si, por ejemplo, tenés amigos o familiares en el interior, sólo en un fin de semana compartirán con vos y tu familia de dos momentos especiales.   

Registrate aquí para recibir nuestros newsletters mensuales o seguimiento por mail del embarazo y desarrollo del bebé.

4. La ropita

Elegí qué ropa va a usar tu bebé. Generalmente, los bebés van vestidos de blanco pero no hay una exigencia de qué debe llevar puesto. Lo que te recomendamos es que no compres con mucha anterioridad la ropa ya que a esta edad crecen muy rápido.

5. ¡No te estreses!

Siempre nos gusta que las cosas salgan como las soñamos. Pero si eso no pasa, ¡no desesperes! Lo fundamental es que vivas este momento rodeada de personas queridas y pensando que tu bebé está teniendo el primer contacto con la religión. Si tú estás tranquila es probable que tu bebé también lo esté. Ellos son muy perceptivos respecto a las emociones de su mamá.

Fuente:
www.babycenter.com

Deja un comentario