Según expertos, cada vez más niños están salteándose etapas motoras del desarrollo, como por ejemplo el gateo. Si bien para la sabiduría convencional, no hay ningún daño en saltearse esta etapa, un número creciente de expertos, particularmente terapeutas pediátricos, dicen que el gateo es crítico a la hora del desarrollo y que tiene beneficios a largo plazo que recién estamos comenzando a reconocer.

Registrate aquí para recibir nuestros newsletters mensuales o seguimiento por mail del embarazo y desarrollo del bebé. 

Cuando los bebés no gatean -y por gateo nos referimos al clásico desplazamiento sobre las manos y las rodillas que comienza alrededor de los seis meses- pierden oportunidades de desarrollar la fuerza de los músculos de la parte superior del cuerpo. Además, el gateo es la primera chance de practicar coordinación bilateral, usando los brazos y las piernas en movimientos recíprocos. La experiencia de apoyar el peso del cuerpo durante el gateo desarrolla arcos y estira ligamentos en la muñeca y la mano que se necesitarán para la motricidad fina. Moverse a nivel del suelo también ayuda a las destrezas espaciales visuales y la percepción de profundidad.

Imagen: www.morguefile.com 

Deja un comentario