El pie varo es una deformación del pie del bebé al nacer, que se caracteriza por su posición del talón respecto a la pierna (equino) y varo por su rotación hacia dentro.

El pie varo es una deformación del pie del bebé al nacer, que se caracteriza por su posición del talón respecto a la pierna (equino) y varo por su rotación hacia dentro.

En qué casos se presenta el pie quino varo congénito

Se presenta en menos del 1 por 1.000 de los recién nacidos, generalmente en ambos pies y es más frecuente en los varones.

Lo más llamativo es la posición del talón, elevado y pequeño, que no está en posición de apoyo para la futura marcha, así como la rotación del pie hacia adentro.

Los movimientos de la articulaciones de la zona se encuentran limitados, como consecuencia de las articulaciones mal alineadas.

Antiguamente se consideraba que esta deformación se debía a la posición del feto en el útero, lo cual parece muy lógico, actualmente se considera que puede tener orígenes neurológicos o embrionarios.

Cuándo aparece el pie equino varo congénito

La malformación aparece en el momento del nacimiento, variando la intensidad de la misma, algunas muy leves pasan casi desapercibidas, en cambio otras suelen ser muy notorias y de no ser tratadas precozmente pueden llegar a dificultar la marcha en distintos grados, con las consiguientes consecuencias sicólogicas.

Estos bebés deben ser diagnosticados por médicos Ortopedistas Infantiles (traumatólogos) lo antes posible para iniciar tratamientos de fisioterapia, de inmovilización, con yesos o férulas para lograr las correcciones antes de la edad de caminar.

Cuando no se llega a los mejores resultados con estos tratamientos, ya por la magnitud de la deformidad o por otra causa, se deberá recurrir a la cirugía, apenas sea posible, para que el bebé no se atrase en sus desplazamientos y lo haga en las mejores condiciones.

Los resultados de los tratamientos con muy buenos y evidentemente compensan con creces las molestias que significan para el bebé y la familia.

 

Renée Ernst, Fisioterapeuta.

Deja un comentario