El masaje es el arte de crear soltura y relajación a través de todas y cada una de las partes del cuerpo. Se trata de una forma ampliada del tacto que nos proporcionará mayor conocimiento y comprensión de nuestro hijo o hija.

El masaje es el arte de crear soltura y relajación a través de todas y cada una de las partes del cuerpo. Se trata de una forma ampliada del tacto que nos proporcionará mayor conocimiento y comprensión de nuestro hijo o hija.

El masaje es una respuesta constructiva y gratificante a las necesidades de contacto físico que tiene nuestro recién nacido, una respuesta que le brinda beneficios al bebe y le asegura permanecer relajado, grácil y suelto en sus movimientos. Durante los primeros meses de vida los bebés se van “desenroscando” a partir de su posición fetal, y al hacerlo, extienden los músculos, abren sus articulaciones y coordinan todos sus movimientos. El masaje es especialmente apropiado para estos meses de formación ya que suministra una fuerza cohesionadora que estimula la coordinación muscular y la flexibilidad necesarias, ayudando a preparar al bebe a desarrollar sus actividades y capacidades físicas con la coordinación adecuada.

EL MASAJE COMO FAVORECEDOR DE LA MOVILIDAD Y LA SALUD

El mundo entero reconoce los beneficios del masaje y lo incluye entre los medios más valiosos de preparar al organismo para su actividad y de mejorar la movilidad y relajación. El masaje estimula los sistemas circulatorio e inmunológico, además de beneficiar la pulsación cardíaca, la respiración y la digestión. Favorece la elasticidad y resistencia de la musculatura, mejorando la capacidad de estar relajado, tanto durante la acción como cuando descansa. Masajear con regularidad al bebé dará la oportunidad de conocerlo más a fondo, saber como se encuentra y descubrir las zonas de su organismo que acostumbran a originarle incomodidad, dolor o tensión. Con un niño o niña que comienza a caminar resulta de utilidad ya que es un medio inmediato de aliviar los moretones o golpes que el niño puede padecer, mientras se esfuerza por alcanzar, mantener o recuperar el equilibrio. Practicándolo con regularidad el masaje del bebé se convertirá en algo intuitivo que ayudará a colmar la necesidad de contacto con su hijo y a aportarle múltiples beneficios para su salud y desarrollo tanto físicos como emocionales.

Deja un comentario