Faltan aproximadamente 167 días para conocer a tu bebé!

Esta semana tu bebé aumentará considerablemente el número de reflejos (conductas automáticas, no aprendidas, con las que nacemos todos los seres humanos y que en el bebé, generalmente, tienen un valor de supervivencia). Para que tengas una idea: el parpadeo de tu bebé contribuye a evitar que los cuerpos extraños se introduzcan en el ojo, y a mantener el grado óptimo de humedad requerido en los ojos. Si bien en esta época tu hijo practicará tres tipos de conductas reflejas: succión, deglución y parpadeo, para el momento del nacimiento contará con más de 70 conductas reflejas diferentes. A esta altura tu bebé ya tiene su propia circulación, bombeada por el corazón, que en este estadio del desarrollo bombea el equivalente a 27,5 l de sangre al día. En estos tiempos, la placenta será la principal fuente de las hormonas necesarias para que tu embarazo transcurra naturalmente. Más adelante, contribuirá en la determinación del cambio del equilibrio hormonal para iniciar el trabajo de parto y el parto. En estos tiempos tus venas son mucho más visibles debido al volumen adicional de sangre que tu cuerpo se encarga de producir para poder llevar adelante el embarazo. Si te provocan cierto dolor y malestar, es importante que: utilices medias de compresión elástica, mantengas una alimentación sana, eleves los pies cuando te sea posible, muevas los tobillos mientras estés sentada y realices ejercicios para mejorar el flujo sanguíneo. ¿Ya haz sufrido edemas? Éstos son muy comunes durante el embarazo, sobre todo a nivel de tobillos. También es frecuente la presencia de mínimas cantidades de albúmina en la orina (menores a 300 mg/l). Por ello no desesperes…sólo sigue atentamente los consejos de tu obstetra con respecto a la restricción del uso de sal, al aumento de las horas de descanso y al acostarte sobre el lado derecho (disminuyendo la compresión de las arterias renales así como de los uréteres.)

Deja un comentario