Faltan aproximadamente 139 días para conocer a tu bebé

A esta altura tu hijo ya tiene aspecto de recién nacido “en miniatura”. Su cara ya está prácticamente formada. De vez en cuando su pulgar u otro dedo se deslizarán dentro de su boca para empezar a practicar el reflejo de succión. Tu bebé se mueve en cualquier dirección que decida su cerebro: gira, se dobla, da vueltas y volteretas. Debido a que sus músculos son más sólidos y los huesos se han vuelto más resistentes, sus bracitos y piernitas se mueven con una fuerza mucho más evidente que antes. El corazón de tu hijo late con más fuerza día a día… Ya puedes sentir sus latidos a través de un estetoscopio. En caso de que tu médico no te lo haya propuesto, reacuérdaselo: es una experiencia maravillosa!!! Durante el embarazo, tu metabolismo básico se incrementa un 20%, lo que significa que tendrá más calor y más transpiración y es que las glándulas sudoríparas alrededor de tu cuerpo se hacen más activas. Esto tiene un propósito: proteger a tu bebé de las posibles altas temperaturas. Recuerda: La mejor forma de prepararse para el parto es la vivencia conciente del transcurso de embarazo, centrada en el desarrollo de un vínculo prenatal amoroso y asegurador. Es fundamental que llegues al final del embarazo, habiendo procesado los cambios, las sensaciones y emociones que esta etapa supone.

Deja un comentario