Faltan aproximadamente 41 días para conocer a tu bebé!

El cuerpo del bebé está ahora en proporción con su cabeza y pesa alrededor de 1.8 kg. Es probable que deje de moverse tanto porque el espacio en tu útero se ha reducido, sin embargo, seguirá creciendo y es posible que aumente cerca de 900 g antes de nacer. Sus órganos continúan madurando; su vejiga ya excreta agua en preparación para la micción. Tu bebé abandonará el útero a través del cuello uterino, cuando éste se haya dilatado hasta 10 cm. En caso de que tu hijo haya iniciado el descenso, sentirás: súbita facilidad para respirar, mayor capacidad del estómago, mayor presión pélvica y aumento de la frecuencia urinaria. Debido a la proximidad del parto, tu cuerpo se prepara aumentando el volumen sanguíneo. Y es que ya prevé cierta pérdida de sangre. Cada vez que visites al médico, éste comprobará que el cuello uterino presente signos de dilatación (ensanchamiento) o de borramiento (adelgazamiento). Este es un momento de ansiedad entre otros factores, por no saber exactamente cuándo llegará el bebé, ya que sabemos que son muy pocos los que respetan la "Fecha probable de parto". La mayoría se adelantan o atrasan unos días, por eso se dice que a partir de la semana 36, el bebé puede llegar en cualquier momento!. Durante este último período se suele realizar una última ecografía para comprobar que los movimientos del bebé sean normales.

Deja un comentario