Faltan aproximadamente 34 días para conocer a tu bebé!

En estos días, las extremidades de tu bebé comienzan a formar hoyuelos en los codos y las rodillas, mientras que alrededor de las muñecas y del cuello se forman pliegues. Durante este último trimestre, tu bebé se ha ocupado de acumular en su hígado las cinco sextas partes del hierro que tú le has brindado. Esto tiene el fin de compensar, en los cuatro primeros meses de vida, la cantidad insuficiente de hierro de las fórmulas y leche materna. Por todo lo anterior, es imprescindible que tu ingesta de hierro sea la indicada. A esta altura notarás más fluctuaciones en tus niveles de energía. Y es que tendrás momentos de mucha fatiga y de gran energía. Es fundamental que durante este último período maximices todos los cuidados que has venido practicando durante el embarazo: bebe mucho líquido, descansa todo el tiempo que te sea posible, mantén la dieta balanceada y por sobre todo, disfruta al máximo junto a tu pareja de estos últimos momentos de tu bebé en el vientre… Para tener en cuenta: Para que el bebé pueda nacer, se producen cambios importantes en el cuerpo de la mamá, que se intensifican las últimas semanas: Algunos de estos son: 1) Relajación de las articulaciones de la pelvis que la amplían unos milímetros 2) ”Ablandamiento” del cuello del útero, que lo hace más flexible para poder ”abrirse” en el momento del parto 3) Ensanchamiento de la vagina y acidez de las secreciones. El aumento de secreciones favorece a veces el desarrollo de hongos, pero al mismo tiempo esa acidez es una barrera contra los microorganismos.

Deja un comentario