La celulitis es una infección común de la piel causada por bacterias. La infección hace que la piel tenga un aspecto hinchado, enrojecido y esté dolorida y caliente al tacto.

La celulitis se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Puede comenzar con una zona pequeña que luego se hace más grande.

La celulitis puede afectar el sistema linfático (linfangitis) o el torrente sanguíneo (bacteriemia) del niño.

Síntomas:

Su niño puede tener celulitis si un área afectada de la piel está: hinchada; dolorida; enrojecida; escamosa; caliente y sensible; aumentando de tamaño.

Otros síntomas pueden incluir: cefalea (dolor de cabeza) acompañada de fiebre; aspecto de enfermo; muy somnoliento; vómitos; cambios en la personalidad, el habla o las actividades del niño; pérdida de peso; dificultad para caminar; debilidad en los brazos o las piernas; convulsiones (sacudidas del cuerpo que no se pueden detener); rigidez en el cuello; cefaleas relacionadas con el sueño; dificultad para ver.

Causas:

La celulitis se produce a causa de bacterias como los estreptococos y los estafilococos. Las bacterias entran en el cuerpo del niño a través de un rasguño, un corte o una rotura de la piel. Es posible que no se vea el lugar por donde entran las bacterias. Una vez dentro de la piel del niño, la infección se puede propagar a otras partes del cuerpo. Las piernas y los pies son zonas comunes por donde las bacterias entran al cuerpo.

Tratamiento:

Es importante consultar al médico, que recetará un antibiótico. Complete el tratamiento antibiótico, incluso si el niño comienza a sentirse mejor. La infección puede volver, sobre todo si no se completa el tratamiento como corresponde.

Para tratar la fiebre o el dolor, use paracetamol o ibuprofeno. NO administre AAS (ácido acetilsalicílico o aspirina) al niño. Aplique compresas frías en el área afectada para ayudar a disminuir el dolor y la fiebre. 

Durante el baño, lave suavemente la zona afectada con jabón antibacteriano y agua. La piel del niño estará muy sensible y dolorida. Puede usar un jabón antibacteriano para lavar al niño. Mantenga al niño hidratado. 

Suelen requerir internación y administración de antibióticos por vía intravenosa: niños menores de un año, celulitis de cara, celulitis extensas en niños con fiebre elevada y glóbulos blancos elevados en sangre.

El contacto directo con una persona infectada no debería causar el contagio de la infección. Sin embargo, si una abertura en la piel de un niño sano, como por ejemplo un corte o una herida, entra en contacto con la lesión abierta de una persona infectada, las bacterias pueden entrar en la piel del niño. 

Deja un comentario