Es cuando un bebé tiene altos niveles de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es una sustancia amarilla que se libera de rojos cuando éstos se rompen, por viejos o por alguna enfermedad.

El hígado ayuda a descomponer la sustancia de manera que pueda eliminarse del cuerpo en las heces.

Los altos niveles de bilirrubina provocan que la piel y la esclerótica de los ojos del bebé luzcan amarillas, lo cual se llama ictericia.

Síntomas:
La ictericia causa una coloración amarillenta de la piel. El color en los bebes recién nacidos  veces empieza en la cara y luego baja hasta el pecho, el área ventral, las piernas y las plantas de los pies.

Algunas veces, los bebés con ictericia considerable tienen cansancio extremo y mala alimentación.

Causas:
Es normal que un bebé recién nacido tenga un nivel de bilirrubina un poco más alto después del nacimiento.

Cuando el bebé está creciendo en el vientre de la madre, la placenta elimina la bilirrubina del cuerpo del bebé. La placenta es el órgano que crece durante el embarazo para alimentar al bebé. Después del nacimiento, el hígado del bebé comienza a hacer este trabajo, lo cual puede tardar un tiempo.

La mayoría de los recién nacidos tienen algún color amarillento en la piel, o ictericia. Esto se llama ictericia fisiológica. Es inofensiva y por lo general es peor cuando el bebé tiene de 2 a 4 días. Desaparece al cabo de 2 semanas y generalmente no causa un problema.

Se pueden presentar dos tipos de ictericia en los recién nacidos que están siendo amamantados y ambos tipos generalmente son inofensivos.

La ictericia por la lactancia se observa en bebés lactantes durante la primera semana de vida, sobre todo en aquellos que no se alimentan bien o si la leche de la madre se produce muy lentamente.

La ictericia de la leche materna puede aparecer en algunos lactantes saludables después del séptimo día de vida y normalmente alcanza su punto máximo durante las semanas 2 y 3. Puede durar a niveles bajos durante un mes o más. Se puede deber a la forma como las sustancias en la leche materna afectan la manera como la bilirrubina se descompone en el hígado. Este tipo de ictericia es diferente de la ictericia por la lactancia.

La ictericia grave del recién nacido puede ocurrir si el bebé tiene una afección que incremente el número de glóbulos rojos que necesitan ser reemplazados en el cuerpo, como: 

-Formas anormales de las células sanguíneas.

-Incompatibilidades del grupo sanguíneo entre el bebé y la madre.

-Sangrado por debajo del cuero cabelludo causado por un parto difícil.

-Niveles más altos de glóbulos rojos, lo cual es más común en bebés pequeños para su edad gestacional y prematuros.

-Infección.

-Deficiencia (falta) de ciertas proteínas importantes, llamadas enzimas.

Los factores que pueden dificultar la eliminación de la bilirrubina del cuerpo del bebé también pueden llevar a que se presente ictericia más grave, como:

-Ciertos medicamentos

-Infecciones congénitas como rubéola, sífilis y otras

-Enfermedades que afectan el hígado o las vías biliares, como la fibrosis quística o la hepatitis

-Bajo nivel de oxígeno (hipoxia)

-Infecciones, como sepsis

-Muchos trastornos hereditarios o genéticos diferentes

Los bebés que han nacido demasiado temprano (prematuros) son más propensos a presentar ictericia que los bebés a término.

Tratamiento:

Por lo general, no se requiere tratamiento.

Cuando se determina el tratamiento, el médico debe considerar el nivel de bilirrubina del bebé, qué tan rápido se ha estado elevando el nivel, si el bebé nació prematuro (los bebés prematuros tienen mayor probabilidad de tratamiento en niveles de bilirrubina bajos) y cuál es la edad del bebé ahora.

Su hijo necesitará tratamiento si el nivel de bilirrubina es demasiado alto o se está elevando con mucha rapidez.

Mantenga al bebé bien hidratado con leche materna o leche maternizada (fórmula). Las alimentaciones frecuentes (hasta 12 veces al día) estimulan las deposiciones frecuentes, lo cual ayuda a eliminar la bilirrubina a través de las heces. Consulte con el médico antes de darle a su recién nacido leche maternizada adicional.

Algunos recién nacidos necesitan tratamiento antes de salir del hospital. Otros posiblemente necesiten regresar al hospital cuando tengan unos días. El tratamiento en el hospital por lo regular dura de 1 a 2 días.

Algunas veces, se utilizan luces azules especiales, llamadas fototerapia, en los bebés cuyos niveles de bilirrubina están muy altos. Estas luces funcionan ayudando a descomponer la bilirrubina en la piel. El bebé se coloca bajo luz artificial en una incubadora para mantener la temperatura constante. Llevará puesto sólo un pañal y pantallas especiales para los ojos con el fin de protegerlos. 

En los casos más graves de ictericia, es necesario realizar una exanguinotransfusión. En este procedimiento, se reemplaza la sangre del bebé con plasma fresco. El tratamiento de los bebés afectados gravemente por ictericia con inmunoglobulina intravenosa también puede ser de utilidad para evitar la progresión de esta enfermedad.

Imagen: www.morguefile.com

Deja un comentario