Mi hija de 2 años comenzó a pegarme, manifiesta Natalia madre de dos hijos, Gimena de 2 años y Martín de 6 meses. Me dieron ganas de golpearla, pero traté de frenar mi impulso y de ser una madre comprensiva. Le dije: nosotros no pegamos a la gente, usamos el lenguaje. Gimena se acerco a mí y me dijo: ”Mami quiero pegarte”.

La forma en que los niños manifiestan la rabia involucra más de lo que ellos pueden hacer, y a pesar de ser emociones tan inquietantes para los adultos, los padres pueden lidiar con ellas, y son tan comunes cómo la manifestación de amor.

La rabia puede ser una función importante, pues da energía positiva.

Cuando estás con rabia por algo, eso puede ayudar a resolver un problema.

 Es igual para los niños dice John Jochman PhD, profesor de Psicología de la Universidad de Alabama y especialista en la agresión.

No importa qué ilógico sea el asunto para ti, se lo motiva a expresar su rabia a través de su agresividad o histerismo.

Es conveniente observar tu propio temperamento también, si tú gritas, tienes que manejarte de otra forma. Sino tu hijo hará lo mismo al tener cualquier contratiempo.

Afortunadamente tú puedes enseñar a tus hijos, en un camino constructivo, donde se permitan de pequeño, ciertas rabietas.

La rabia es un estado interno, son emociones normales de supervivencia. Cuando a través del tiempo se va juntando rabia y no se manifiesta, y surgen frustraciones continuas, se puede desencadenar un hecho patológico. La rabia prolongada genera furia y la furia es una reacción inapropiada que puede alcanzar proporciones psicóticas.

El tratar con la rabia, la cólera, y la furia se realiza desde qué se es un bebe. Si estas emociones no se canalizan adecuadamente, surge a través del tiempo patologias.

BEBÉS

Cuando los bebes tienen rabia o frustraciones, ellos tienen una sola forma de expresarla y es llorando. El llanto ayuda a que sus necesidades se expresen.

PERSONALIDADES

Ciertos niños, así cómo ciertos adultos, son naturalmente más temperamentales, mientras que otros requieren mucho más para estallar.

Tu puedes identificar a tu hijo, viendo cuáles son las situaciones en las cuales se desencadena su enojo, puedes evitar a veces los hechos por los cuales se enoja. Esto te ayudará a mantener su explosión en perspectiva.

CONVERSAR SOBRE EL TEMA

Tratar de argumentar con el bebe, no te lleva a ninguna parte, pero nunca es muy temprano para comenzar a empatizar.

Ej. Gabriel comienza a gritar estando sentado en su asiento en el auto. La mamá no le grita, le dice:"yo sé que no te gusta sentarte ahí y no te culpo, pero necesito que te mantengas ahí sentado, porque ahí estas seguro. El no comprenderá lo que tu le dices, pero sentirá tu tono de voz y lo establecerá cómo forma de expresarse verbalmente en el futuro.

PRUEBA CREANDO UNA DISTRACCIÓN

La hermana de Susy de 21 meses, Claudia, no le gusta estar en su sillita, la comida u otro juguete es una forma de distracción para que coopere. Yo le digo: "Si te sientas te traigo un juguete".

NIÑOS PEQUEÑOS TEMPERAMENTOS APASIONADOS

Naturalmente en las edades de 2-3 años los niños quieren cosas a su manera, en el momento inmediato, y no tienen aún nada de inhibiciónal expresarse. Expresan la rabia y al mismo tiempo se frustran con las habilidades que no dominan (como te sentirias si no puedes ponerte por ti solo las medias? 
Te invitamos a ver el video Cómo enfrentar la famosa edad de las rabietas y a leer la nota La edad de las rabietas

SÉ FIRME

Es bueno empatizar pero traza tu línea ahora. Cuando algo es totalmente inaceptable, como una patada o un mordisco, la respuesta tiene que ser clara.

"¡No pegues o muerdas!"

Si el comportamiento continua saca al niño de la situación.

La solución de Pablo fue darle a su hijo una opción "Dijo, voy a contar hasta tres, y si no te levantas no te cuento un cuento".

Y si tu eres el receptor de los golpes tendrás que hablarle o mostrarle cara. Cuando el niño se da cuenta que ciertas cosas te enojan, es una lección para él dice Henry Shapiro, MD, director del desarrollo pediátrico del Hospital de Niños de St Petersburgo, Florida.

Tienes que estar seguro que respondes en forma inmediata al comportamiento específico y no al hecho de que tu hijo sea adecuado sino a la actitud que emplea si es o no adecuada.

Por ejemplo tú puedes decir que está bien enojarse pero no pegar.

BRINDAR PALABRAS A SUS ACCIONES

A los 2 años, el niño puede empezar a aprender sobre el uso del lenguaje, para expresar sentimientos, pero tú probablemente aún necesitas mostrarle cómo. "Diciéndole: tú estás furioso porque no te compré caramelos, ayúdalo a que tenga sentido a como se siente. Luego tú le puedes explicar brevemente porque no puede tener caramelos y puedes probar tranquilizarlo, sosteniéndolo o hamacándolo y distrayendolo con algo más.

TRATA DE MANTENER SUS EXPECTATIVAS EN FORMA REALISTA

No importa cuanto hable tu hijo, recuerda que él es aún pequeño. Tú tienes la expectativa de que siempre mastique con la boca cerrada, también puedes desear que comparta sus juguetes durante el juego diario pero aún no sabe compartir y es injusto pedírselo. Puede llegar a expresarse con rabia porque no puede hacer lo que tú le pides.

Evitar la expresión de rabia en el momento de la explosión no se puede. Tu hijo no tiene a esa edad las habilidades para recordar lo que hizo y menos porque lo hizo. Deja que su rabia pase. 

Te invitamos a leer la nota Cuando los niños se vuelven rebeldes para saber más sobre el tema. 

Deja un comentario