La estimulación ovárica se realiza en aquellas pacientes que tienen una dificultad para la concepción.Se estimula el ovario para que ovule en un momento determinado

La forma de vida actual determina que muchas parejas comiencen a buscar su embarazo después de los 30 o 35 años y por lo tanto no les sea fácil o rápido lograrlo. La estimulación ovárica se realiza en aquellas pacientes que tienen una dificultad para la concepción. Lo que se hace entonces es optimizar el momento de la concepción.

Se estimula el ovario para que ovule en un momento determinado. Se trata de coordinar lo que la naturaleza por sí sola no puede, estimulando el ovario para que produzca óvulos. También se utiliza esta técnica para aumentar el número de óvulos en las mujeres que se someten a técnicas de reproducción asistida.

Lo que puede ocurrir al estimular el ovario es que se produzca más de una ovulación, y en muchos casos puede producirse la gestación múltiple. La forma de estimulación más frecuente es por vía oral, aunque también en muchos casos se realiza mediante una inyección subcutánea que se administra diariamente a partir del tercer día del ciclo menstrual.

Al cuarto día, se comienza un seguimiento del número de folículos (lugar donde se desarrollan los futuros óvulos) y de su tamaño mediante ecografías vaginales. A veces se analizan los niveles de estradiol en sangre, una hormona producida por los folículos en crecimiento. Cuando hay un folículo o varios de 18 milímetros se pone una única inyección de otra hormona para provocar la liberación del óvulo ( ovulación).

La dosis a administrar puede variar según la mujer y su caso particular. Cuando hay ciclos anovulatorios, o si se hace antes de una inseminación artificial, se administran dosis bajas. En las fecundaciones in vitro, son más altas, para conseguir varios folículos y tener, de este modo, más ovocitos para fecundar.

Existen otros casos en los cuales las mujeres se someten a tratamientos de estimulación ovárica: cuando presentan un cuadro tuboperitoneal unilateral, es decir, que una sola de las trompas de Falopio es activa; de este modo se asegura que la ovulación se produzca en el ovario próximo a la trompa sana.

Otro caso en el cual se recurre a estimulación ovárica es el de endometriosis; también en casos en los que se han producido abortos recurrentes, de este modo se intenta mejorar la calidad del óvulo para así conseguir un embrión con más probabilidades de desarrollarse y llegar a buen término.

Para entender qué se logra con la estimulación ovárica diremos que durante la primera fase del ciclo menstrual el folículo se desarrolla y crece llenándose de líquido con nutrientes, desde un tamaño microscópico hasta alcanzar unos 22 mm. En ese momento, se produce la ovulación que consiste en la apertura de un orificio en la pared folicular por donde sale el ovocito. De los muchos folículos que inician su desarrollo en el ovario, sólo uno prospera ya que en el momento en que uno de ellos alcanza un tamaño un poco mayor, se inhibe espontáneamente el desarrollo de los otros para fomentar el crecimiento del que ha logrado mayor tamaño. La función de la estimulación ovárica es que varios folículos y no sólo uno se desarrollen hasta la madurez completa para tener más chances de lograr el embarazo.

Para comenzar el estudio de una pareja y decidir la estimulación ovárica tiene que pasar por lo menos un año en que teniendo relaciones sexuales con una frecuencia de por lo menos de tres veces por semana, no logren el embarazo. Ahora si la pareja empieza a hacer la planificación familiar a los 40 años, no se espera un año sino un período de tiempo inferior.
 

Deja un comentario