Los padres de hoy día tenemos muchas preocupaciones. Y una de ellas es la alimentación de los chicos. Casi todos sentimos que a partir de los 2 o 3 años, es casi imposible controlar su alimentación ya que están expuestos a muchísimas tentaciones que están al alcance de la mano en supermercados, cumpleaños, kioscos, autoservicios, etc. Entrevistamos a la Licenciada en nutrición del Liceo Francés Giselle Scartaccinni para que nos de algunas pautas sobre este interesante tema. 

¿Es posible hoy día lograr que los hijos tengan una alimentación saludable?¿ Qué se entiende por alimentación saludable?

La educación nutricional, como cualquier otra educación, empieza en la primera infancia. Muchas veces existe un período de vacío educativo desde que el niño ha incorporado los alimentos básicos y el inicio de la etapa preescolar entre el primer y tercer año de vida. En el inicio de la etapa preescolar los padres esperan de los colegios o de las guarderías que cumplan con proyectos hacia una alimentación saludable. Sin duda estas colectividades son un lugar apropiado para la educación nutricional, pero este esfuerzo solo será efectivo si se continúa en el medio familiar. La base de la alimentación saludable parte de saber variar cada día los alimentos que ofrecemos a los niños y que también deben formar parte de lo que consume el resto del entorno familiar. Creo que si es posible que los niños reciban una alimentación saludable, pero depende de que los adultos, padres, familia, educadores llevemos acciones en forma conjunta. En el Liceo Francés, hacemos mucho hincapié en el desayuno, pues generalmente es un tiempo de comida que el niño lo cumple parcialmente o directamente lo omite.

• Escuchamos por todos lados que el desayuno es la comida más importante del día. ¿Qué debe contener un buen desayuno de chicos en edad preescolar o escolar?

El desayuno es considerado un tiempo de comida fundamental cuando hablamos de alimentación saludable. Primero porque cubre parte de las necesidades diarias de nutrientes y energía y segundo porque está directamente vinculado al rendimiento escolar. Generalmente los adultos le damos poca importancia a esta primera comida del día. La falta de tiempo, de apetito, de hábito y la monotonía de los alimentos que se ofrecen en este tiempo de comida son sus principales enemigos. Este hábito en el adulto sin duda se lo transmitimos a nuestros hijos. Contra esto, un remedio: organización y una pizca de imaginación. Para devolverle su categoría de verdadera comida, es necesario considerarla como tal, con un menú que varíe según las circunstancias, las estaciones, el programa de la jornada, el apetito y el gusto de cada uno. Un desayuno equilibrado consta como mínimo de tres alimentos esenciales: Leche o productos lácteos: leche natural o aromatizada (con chocolate, café vainilla, té) caliente o fría (fría puede aromatizarse también en licuados con frutas). Si no tolera la leche puede sustituirse por yogurt o postres lácteos de los cuales existen en el mercado una amplia variedad. El desayuno es el momento de ingerir lácteos en buena cantidad, teniendo en cuenta que 250cc de leche aportan 300 mg de calcio aproximadamente la cuarta parte de las necesidades diarias de este mineral. Pan, cereales y derivados: existen numerosas variedades de panes para tostar y untar. También muchas clases de cereales…sin olvidar las preparaciones caseras tradicionales tortas, bizcochuelos, crepes, waffles, entre otros. Un líquido: ya sea leche en forma de bebida o cualquier otra bebida caliente o fría (agua, café té).Con los niños y adolescentes es preferible limitar más aún que en los adultos el consumo de bebidas excitantes. A esta trilogía se añadirán las frutas o jugos de frutas, eventualmente huevos, fiambres, quesos, mermeladas, miel, pasta de chocolate para untar, frutos secos o pasas.
-Opciones de un buen desayuno: • 1 vaso de jugo natural y un sandwiche tostado de jamón y queso • 1 postre lácteo y 3 plantillas • 1 vaso de jugo natural, un martín fierro y 4 galletitas al agua
-Para los que no tienen tiempo: Dejar preparada la mesa la noche anterior, con los alimentos necesarios que se pueden preparar de antemano y no necesitan refrigeración. Reservar un rincón especial en el armario para la colocación de los alimentos y utensilios utilizados en el desayuno.
-Para los que no tienen apetito al levantarse: Jugar con el color, la variedad y la novedad. Dejar el desayuno para el último momento, antes de salir, reservando por lo menos unos 15 minutos para esta mini comida.

• ¿Qué sugerís para la hora de la merienda? ¿Cuál es la mejor opción para que se lleven al colegio?

En los horarios de recreo en el caso de los niños, puede ser rebanadas de pan solas, o con queso, dulce, frutas naturales, jugos, barras de cereales, pop, galletas de arroz, pastelería casera, frutos secos entre otros.

• Hay chicos que son reacios al consumo de frutas y verduras. ¿Hay formas de proporcionárselas mezcladas con otros alimentos?

Otro de los cambios importantes para mejorar los hábitos alimentarios de los niños es fomentar en la escuela y en el ámbito familiar el consumo de frutas y verduras. Existe una consigna mundial al respecto que se llama 5 al día y que justamente es a lo que aspira que este sea el consumo mínimo por día de frutas y verduras. ¿Cómo incorporarlas? Desde temprana edad, después que el niño ya hecho toda la incorporación de alimentos, se le debe ofrecer con insistencia vegetales crudos en ensaladas o cocidos en su forma natural : en purés, sopas de verduras caseras.

• ¿Y relacionado con el punto anterior: si en una torta por ejemplo incorporamos jugo de naranja, o de zanahoria, se conservan las propiedades de esos alimentos luego de la cocción?

Para que se logre un mayor aporte de vitaminas, minerales y fibra, es mejor que el consumo se haga en crudo ya que la cocción destruye parte de las vitaminas que naturalmente están en las frutas y verduras.

¿Cuál es tu rol como nutricionista del Liceo Francés?

Me desempeño organizando y controlando el servicio del comedor escolar, realizo el menú diario además de brindar educación nutricional incidental o programada. Consideramos fundamental el desarrollo integral de nuestros alumnos y atendemos todos los aspectos de su crecimiento, tanto intelectual como físico, social y emocional.

Deja un comentario