Hace algunos años las mujeres luchaban por igualdad frente a los hombres y de a poco lograron ingresar al mundo laboral. Hoy algunos padres piden igualdad frente al rol que desempeñan las madres.

Hoy pareciese que en algunos países, son los hombres los que están reclamando dicha igualdad, solicitando tener también licencia, a la hora de tener un hijo. Hay varios países europeos en que esto ya es una realidad y en Argentina, un proyecto de ley de este tipo ya tiene media sanción en la Cámara de diputados. Sin embargo, son diferentes los argumentos de quienes expresan apoyo o detracción a esta ley. Uno de los argumentos a favor indica que el padre debe tener licencia para también poder ocuparse del cuidado del niño. En algunos casos se sugiere que esta ley debe darse para que no exista discriminación en el mundo laboral, y la mujer no esté siempre en condiciones inferiores a la hora de buscar trabajo (ya que en muchos lugares prefieren que el empleado no sea de sexo femenino, para no tener problemas en caso de un posible embarazo de la mujer). La realidad es que si bien es cierto que en los últimos años la mujer ocupa un lugar cada vez más preponderante en cuanto a lo laboral, también sigue ocupándose de las tareas concernientes al cuidado de los hijos y que en los primeros meses de vida, el bebé necesita fundamentalmente a su madre, quien es la responsable de alimentarlo y darle todo el amor que el bebe necesita para su desarrollo. En Uruguay son pocos los días con que cuenta el padre cuando nace su hijo o hija y muchos lo que hacen es guardarse días de su licencia anual. Nos gustaría que aportes tus comentarios para saber qué opinas obre este tema.

Deja un comentario