Receta de huevos de pascua.

Debemos elegir moldes sin marcas de ningún tipo. Las limpiamos bien con un paño humedecido en alcohol para quitar cualquier resto de polvillo. Pueden ser de metal o de plástico y de la forma que se prefiera, lisa o labrada. Templar la cobertura y volcar en el molde, mover éste con suavidad para lograr que el chocolate cubra toda la superficie interna, también se puede pincelar hasta lograr el espesor deseado. Colocar boca abajo el molde sobre un papel manteca o polietileno, se lleva a la heladera, si la capa de chocolate fuera muy delgada repetir la operación. Al retirarlas de la heladera, las cáscaras se desprenderán fácilmente, si los bordes están manchados de chocolate se raspa con un cuchillo suavemente para que se despeguen.

Armado: 

Hay 2 métodos, uno consiste en calentar levemente una chapa o asadera, colocar en ella boca abajo las cáscaras tan solo unos segundos, para que se ablanden los bordes, si unimos las mitades al endurecer el chocolate quedarán pegadas (no olvidarse de las sorpresitas, éstas pueden ser variadas según a la persona a quien va dirigido el huevo).

La segunda forma es simplemente pegarlos con cobertura templada y con la ayuda de un cartucho. 

La forma correcta de hacerlo en los dos casos es fabricarnos un aro de cartón donde apoyaremos la mitad inferior. Decorar con glasé real a gusto o según la demostración.
La imagen es meramente ilustrativa 

Deja un comentario