Vive en París hace dos años, donde aterrizó con su marido Martín y Lucas, su bebé de un año. Ahora los tres se han adaptado, aunque no fue sencillo.

Ángela vive en París hace dos años, donde aterrizó con su marido Martín y Lucas, su bebé de un año. Ahora los tres se han adaptado, aunque no fue sencillo, porque a pesar del encanto de la Ciudad Luz, vivir allí sin saber francés y empezando de cero siempre cuesta. La calidad de vida que tienen hoy, sin embargo, es mucho mejor que la que tenían en Uruguay, y creen que su hijo está aprovechando una educación excepcional, aunque procuran que no olvide sus orígenes y su lengua materna.


¿Cómo llegaste a Francia?  ¿Por qué decidiste ir ahí?

Nos vinimos a Francia dado que aquí viven mi hermana y cuñado y para hacer el cambio pensamos que sería mejor ir a un lugar donde tuviéramos familia o conocidos. Aparte dada la situación económica mundial (nosotros llegamos a Paris en junio de 2010) Francia era un país que a pesar de la crisis estaba estable y dentro de la comunidad europea es un país fuerte. Fue así que dejamos trabajos (yo tenía mi cargo efectivo de maestra publica y mi esposo era profesor de Inglés en la Alianza Americana y en la Escuela Aeronáutica) vendimos todo lo que teníamos que no era mucho y nos vinimos a probar estos lados.


¿Tu hijo nacio en Francia? Si es así, contanos como fueron el embarazo y el parto.

Nuestro hijo tiene 3 años y nació en Montevideo. No hemos tenido otro así que no puedo contar por mi propia experiencia lo que es tener un hijo aquí pero mi hermana tuvo dos niños aquí y le fue excelente en los partos, en todo nivel: instalaciones, la epidural y la atención.


¿Venís cada tanto a Uruguay?

Aún no hemos ido a Uruguay… La verdad, esperamos hacerlo pronto.


 ¿Existe alguna comunidad de uruguayos con la que tengas contacto?

Existe un grupo de uruguayos que se juntan algunos viernes en una parrillada. Nosotros tuvimos contacto, pero fue difícil seguirlo debido al ritmo de vida que se lleva aquí, siempre de arriba para abajo. Los uruguayos somos poquitos. Ahora estamos viendo de arreglar y encontrarnos para ir a ver a la Celeste en agosto que juega contra Francia.


¿Cómo es el tema de la alimentación? ¿Son muy diferentes las costumbres a las nuestras?

En cuanto a la alimentación si es muy muy diferente. Los niños tienen un equilibrio alimenticio muy bueno. Desde chiquitos los acostumbran a comer sano. Hasta hacen sin sal la comida en las escuelas. Continuamente en los canales infantiles pasan propagandas sobre la alimentación sana y correcta.

Nosotros desde que estamos acá no comemos más vaca por ejemplo. Pero no por no querer, jejeje, ¡sino porque es malísima! Se come mucho pescado y frutos del mar. En cuanto a la frutas son muy variadas y no hay esa diferencia de costos que existe en Uruguay. Me refiero a que tanto las cerezas, manzanas, peras, mangos, etc., todo cuesta más o menos igual. También por ejemplo se come mucho queso blanco que le dan a los niños con fruta, o ya viene frutado, y todo eso es muy barato también.


Contanos un poco acerca de la vida social. ¿Qué hacés en el tiempo libre?

En el tiempo libre, por lo general vamos a la piscina, buscamos ir a un parque, el contacto con la naturaleza, ya que Paris es edificio tras edificio pero tiene unos parques hermosos. También hay muchas actividades y lugares para visitar y conocer. Nos reunimos con la familia y amigos.


En cuanto a la crianza de los chicos, ¿sentís que hay diferencias entre los franceses y los uruguayos?

¡¡¡La diferencia de crianzas es mucha sí!!! Aquí por ejemplo los niños a las 8:30 están durmiendo. Hasta está prohibido que estén en las calles después de esa hora. La mayoría de los niños están con niñeras que los bañan, les dan la cena y los dejan prontos para que cuando lleguen los padres los duerman. Tanto los padres como las madres se encargan de cuidar a los hijos. Es muy normal ver a el padre llevar a sus hijos a las plazas y jugar con ellos, es más dividida la tarea. ¡Claro que en el tiempo que resta la niñera que es la que hace casi todo! Eso me llamó mucho la atención, ya que es como si los criara otra persona ajena a sus hijos. Pero es la costumbre.


¿Cómo es la vida para las madres? Hay ventajas o ayuda de parte de las empresas para poder conciliar la maternidad y el trabajo?

En cuanto a la ayuda para las madres, si la madre quiere retomar el trabajo y no puede pagar una niñera el estado la ayuda con una parte del sueldo para la misma. Lo que sí, la licencia maternal es dependiendo de lo trabajado: entre 2 meses a 6 meses. En ese transcurso recibe parte de sueldo y luego no.  Si por ejemplo es una madre que tiene más de tres niños y prefiere quedarse en su casa con ellos, el estado le da un sueldo para ayudarla. De todas maneras es un sueldo menor al que tenía.


¿A qué te dedicás? ¿Cómo es tu jornada laboral?

Yo ahora trabajo como niñera con una nenita de 3 años. La voy a buscar a la salida del cole, vamos a un parque, y algunos días le doy la cena. Trabajo a partir de las 15 hasta las 20, salvo los miércoles que es todo el día. Para trabajar en educación que es lo que me gustaría debo revalidar mi título, que es prácticamente como hacer otra carrera y no he podido. Mientras tanto estoy aprendiendo francés, fundamental para el desarrollo en general aquí.


¿Tu esposo ayuda en las tareas de la casa y la crianza de los chicos?

Sí, mi esposo me ayuda y mucho, ya que yo salgo tarde de trabajar. Él se encarga de ir a buscar a nuestro hijo, darle de comer, etc. Nos dividimos las tareas si no es imposible, ya que estamos más afuera en casa.


¿Tu hijo ya va a la escuela? ¿Qué tipo de escuela es?

Mi hijo ya va a la escuela. En realidad viene a ser guardería, es muy bonita, pasa súper y todo es de primera.  Es pública, pero es mejor que cualquier escuela privada de Uruguay, en cuanto a todo: instalaciones, comidas, juegos, los salones, etc. Mi hijo jamás lloró al quedarse, y le encanta ir. El año que viene comienza la escuela maternelle, viene a ser la jardinera. El horarios escolar es de 8:30 a 16:30 con posibilidad de extrahorario (bastante para los niños) y cada dos meses hay dos semanas de vacaciones.


¿Cuáles crees que son los desafíos más importantes en la educación de los hijos hoy día?

Creo que los desafíos más importantes para los padres que vivimos en el exterior son inculcarle los valores de familia, y que no pierdan ese sentido de unidad y pertenencia, ya que pasan más en la escuela que en la casa. Otro desafío es enseñarles la lengua materna. Nosotros no queremos que pierda el español pero él habla más francés que español, lógicamente. También el hecho de enseñarle sus raíces culturales, nuestras tradiciones. Otra cosa sumamente importante es transmitirle que las cosas más importantes no son las que se ven, sino todo lo contrario. Lo que más hay que cuidar son los sentimientos, los afectos, la familia, los amigos, porque lo material viene y va. Y aquí por error muchas veces se cree y se piensa más en lo externo .Y no digo que no sea importante, claro que influye, pero lo más valioso que los hijos pueden tener es lo interior, el ser buenas personas, aprender a querer y respetar a los demás. De ahí en base a lo interno tomarán decisiones correctas en un mundo que ofrece tantas posibilidades.


¿Se escuchan allá tantos problemas de droga y alcohol como en estas latitudes?

La verdad hay problemas como en todo el mundo, pero creo que es menor. Me parece que el problema droga en Uruguay crece más rápido que aquí. Lo que sí, ¡se fuma muchísimo más aquí! Los franceses son una chimenea, es que tanto el alcohol como los cigarrillos son muy económicos.


¿Te imaginás en un futuro volver a Uruguay o seguir en el exterior?

En cuanto a volver a Uruguay, mmmm, no sé. Me imagino aquí por ahora debido a las posibilidades que hay, lo que no descarta que si nos salieran buenas posibilidades allá regresemos. Uruguay es un país hermoso. Muchas veces pensamos en volver ya que la adaptación aquí fue muy difícil, aún la estamos sufriendo y no puedo dar una respuesta segura en cuanto a eso. La verdad es que no lo sé.

—————————————————————————————————
PARÍS

París es la capital de Francia. Está situada a ambos márgenes de un largo meandro del río Sena y dentro de sus estrechos límites administrativos tiene una población de 2.257.981 habitantes (2009). Sin embargo, durante el siglo XX, el área metropolitana de París se expandió más allá de los límites del municipio de París, y es hoy en día la tercera ciudad más grande del continente europeo, con una población de 12.089.098 habitantes (2009). 

La región de París (Isla de Francia) es, junto con Londres, el centro económico más importante de Europa. Con 552,7 mil millones de euros (813,4 mil millones de dólares), produjo más de una cuarta parte del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia en 2008. La Défense es el primer barrio de negocios de Europa, alberga la sede social de casi la mitad de las grandes empresas francesas, así como la sede de veinte de las 100 más grandes del mundo. París también acoge muchas organizaciones internacionales como la Unesco, la OCDE, la Cámara de Comercio Internacional o el Club de París.

La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 42 millones de visitantes extranjeros por año. Cuenta con muchos de los monumentos más famosos y admirados del orbe: la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, el ex Hospital de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montmartre, entre otros. También alberga instituciones de reconocimiento mundial: el Louvre (el museo más famoso y visitado del mundo), el Museo de Orsay y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia.

Deja un comentario