En esta imagen se logra la naturalidad gracias a un objeto (los zapatos).

Puntos importantes:

  • Buscar la naturalidad. No hay que obligarlos a posar de una determinada manera, hay que dejarlos actuar libremente.
  • No sacarles cuando están cansados, con sueño, enojados, etc. porque después no van a querer sacarse más.
  • El fotógrafo puede estar presente en la actividad del niño, por ejemplo, si está jugando, puede jugar con él, etc. para conseguir la espontaneidad.
  • Es importante estar a la altura del niño (ej. si le sacan de arriba se verá chiquito, etc.).
  • Cambiar los enfoques y los planos.
  • Tienen que cuidar los fondos y el piso.
  • Hay que sacar muchas fotos para lograr buenas capturas. Hoy en día la fotografía digital permite eliminar las que no nos gustan.
  • Además del fotógrafo, que haya otra persona acompañando, porque pueden decir “mirá a tal”.
  • Tener la cámara siempre a mano y con batería. 
  • Es bueno fotografiarlos en sus actividades para tener de recuerdo.

Fotos originales:

  • Cuando son bebés, está bueno fotografiarlos mes a mes para ver cómo crecen. También año a año. Está bueno que sean en el mismo lugar y que anoten las fechas.
  • No deben perderse los momentos clave: los cumpleaños, la caída del primer diente, el primer día en la escuela, sus primeros pasos, etc.
  • PPP (Primerísimo primer plano) de algunas partes del cuerpo: está bueno tener fotos de los piecitos, de las manitos, de los ojos, etc.  
  • A veces a ellos les divierte tener algún objeto divertido, ¡y le da color! Por ejemplo, globos, pompas de jabón, un peluche.

¿Dónde guardar las imágenes?

  • Discos duros
  • Pendrives
  • Sitios web como Dropbox, Flickr, Instagram, etc.
  • CDs
    *Tener en cuenta que si se guardan en digital, conviene que estén en al menos dos lugares.
  • Fotolibros o Fotobooks
  • Tazas y otros objetos, ¡una buena idea para regalar en fechas especiales!

Fuentes: Consumer.es, Fotografia.facilisimo.com

Deja un comentario