La intoxicación o envenenamiento se da cuando se comen ciertos alimentos que tienen microbios, bacterias o toxinas.

Los alimentos que generan intoxicaciones con mayor frecuencia son:

  • Productos animales
  • Alimentos crudos
  • Frutas y verduras sucias

Las bacterias más comunes son:

  • Salmonella
  • Listeria
  • Campylobacter
  • Escherichia coli

Es muy difícil darse cuenta cuándo la intoxicación es producida por un alimento. Una de las formas de averiguarlo es consultar si alguien más que comió tiene los mismos síntomas.

Los síntomas que pueden darse son: diarrea (a veces con sangre), ganas de vomitar (náuseas), dolor de estómago y fiebre. Estos síntomas pueden aparecer después de unas horas de haber comido el alimento con microbios o pocos días después. La intoxicación puede ser leve (poca duración) o fuerte (mayor duración, síntomas más intensos).

Si la intoxicación provoca diarrea o vómitos, deberán tomar bastante líquido para no deshidratarse. Si la diarrea está acompañada por sangre, deberán consultar con un médico. A su vez, deberán mantener limpia la cocina y los alimentos: es imprescindible lavarse las manos antes de cocinar, lavar las frutas y verduras siempre. Además, la comida siempre debe estar bien cocida. Si la comida tiene moho, es fácil darse cuenta de que está en mal estado. Si tiene olor o gusto diferente a lo habitual, no debe consumirse. Es fundamental respetar  las fechas de vencimiento, mantener las cadenas de frío y guardar siempre la comida tapada en la heladera.

Imagen: morguefile.com 

Deja un comentario