Seguramente alguna vez hayas dicho que ver la televisión muy de cerca hace mal, que estar mucho rato frente a la computadora hace mal, que la zanahoria hace bien, que ponerse bizco puede volverte bizco para siempre y más. Descubrí en esta nota qué dichos son falsos y qué dichos son verdaderos.

1. Cuando ves que tu hijo está muy cerca de la televisión, ¿no le decís “¡No estés tan cerca, te va a hacer mal para la vista!”? Seguramente la respuesta sea sí, ya que se dice que ubicarse muy cerca de la televisión es malo para los ojos, y esto, no es verdadero ni falso, ya que no existe ninguna prueba que afirme que es perjudicial. La Academia Americana de Oftalmología (AAO) señala que los niños pueden ver la televisión de cerca y no desarrollar cansancio ocular, por eso, muchas veces se colocan muy cerca del televisor (a diferencia de los adultos). Igualmente, hay que estar atentos a este comportamiento, ya que si un niño se pone muy cerca, puede tener miopía.

2. Cuando ves que tu hijo se pone bizco, ¿no le decís “¡No hagas eso que vas a quedar así para siempre!”? Seguramente la respuesta sea sí porque es lo que se dice, pero en realidad es un mito falso. Si observan que sus hijos tienen un ojo desviado o cualquier otra cosa que no sea normal, consulten con un oftalmólogo. 

3. Seguramente le digas a tu hijo, “¡no estés tanto tiempo en la computadora que es perjudicial para tu vista!”, ¿no? Pero como indica la AAO, el uso de la computadora no es perjudicial para la vista. Igualmente, hay que tener en cuenta que cuando se está frente a la computadora durante muchas horas, los ojos parpadean menos. Esto puede resecar los ojos y esto provoca sensación de fatiga o de cansancio ocular. Por eso, es importante que estén atentos a esto, si sus hijos están muchas horas de corrido propongan un descanso.

4. Muchas veces se dice que dos padres de ojos azules no pueden tener un hijo de ojos marrones, pero esto es falso, ya que pueden tener un hijo de ojos marrones, al igual que una pareja de ojos marrones puede tener un hijo de ojos azules. Igualmente, es poco frecuente, pero no imposible.

5. Se dice que el daltonismo solo afecta a los niños varones, nunca a las niñas. En realidad se ha estimado que como máximo el 8% de los niños presenta algún grado de daltonismo y menos del 1% de las niñas tiene esta afección.

6. Se dice que los bebés nacen con ojos de tamaño adulto, es decir, que no crecen más. En realidad el ojo del recién nacido no tiene el mismo tamaño del ojo de un adulto, sino que sigue creciendo y desarrollándose con el niño.

7. Se dice que tener puesto los lentes por mucho tiempo hace que los ojos sean dependientes de ellos. En realidad la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo van cambiando con el crecimiento de los niños. Esto puede ser por muchas causas, entre otras por factores genéticos y sigue a pesar de que tengan lentes antes o después o durante más o menos tiempo. Usar lentes correctamente graduados no es perjudicial para los ojos.

Verdaderos:

1. Los niños pueden heredar problemas de la vista de sus padres (aunque no siempre sea así). Si usan lentes o tienen alguna afección ocular (como cataratas) es importante que le informen al pediatra como antecedente familiar, para que lo tenga en cuenta.

2. Seguramente le repitas muchas veces a tu hijo, ¡comer zanahorias hace bien para la vista!, ¿no? Es verdad que las zanahorias pueden ayudar, ya que tienen vitamina A, que es fundamental para la vista. Pero la realidad es que hay muchos otros alimentos que son ricos en vitamina A, como los espárragos, los albaricoques, las nectarinas y la leche. Según la AAO, una dieta equilibrada puede proporcionar la vitamina A necesaria para mejorar la vista. 

Fuente: Kidshealth.org

Imagen: Morguefile.com

Deja un comentario