Las llagas son lesiones que aparecen en la boca. Se pueden encontrar en las encías, en la lengua, en los labios, en la superficie interna de las mejillas o en la garganta.

Son muy dolorosas y causan problemas para tragar los alimentos. Por lo general todos los seres humanos tienen llagas en algún momento de su vida.

Pero hay que tener en cuenta que si un niño tiene llagas por primera vez, además de dolor, posiblemente va a presentar fiebre de 39 a 40 grados. El proceso de curación es lento ya que pueden persistir una o dos semanas.

Es recomendable que consultes rápidamente al Pediatra si descubrís que tu hijo tiene llegas o se queja de dolor en la parte interna de su boca. Algunas sugerencias para afrontarlas son: que el niño coma alimentos de consistencia blanda como cremas, polenta y puré y a su vez, alimentos fríos o a temperatura ambiente, ya que la comida caliente le causará un mayor malestar.

También es importante que tome bastante líquido y que tenga cuidado con el cepillado de los dientes.   

Imagen: morguefile.com

Deja un comentario