La gripe H1N1, comunmente conocida como la gripe porcina, es un tema que preocupa a toda la sociedad actualmente. Aquí encontrarás información relacionada.

La gripe H1N1, comunmente conocida como la gripe porcina, es un tema que preocupa a toda la sociedad actualmente. Aquí encontrarás información relacionada.

Este es un tema del que se ha hablado mucho en los últimos meses. Si bien como ha planteado el Ministerio de Salud Pública no es necesario alarmarse, nos pareció relevante brindarles información sobre de qué se trata esta enfermedad, cuáles son los síntomas y los mejores métodos para prevenirla.

Origen de la gripe porcina o gripe H1N1

La gripe porcina es una enfermedad viral e infecciosa que se manifiesta en las vías respiratorias de los cerdos. En la mayor parte de los casos, no es mortal. Si bien este tipo de gripe no afecta a la población humana con regularidad, existen casos en que se transmite a personas. Esto sucede por el contacto directo entre humanos y cerdos. Se debe tener en cuenta que comer carne de cerdo no transmite esta enfermedad.

Transmisión de la gripe porcina (H1N1)

La neumonitis viral es una enfermedad grave, que puede afectar a jóvenes sanos, aunque no muy frecuente. La transmisión entre humanos sucede de la misma manera que la de la gripe estacional o de cualquier virus. Se da a través del contacto o cercanía, al tocar algo que tiene el virus y llevar la mano a la boca o nariz, o al estar cerca de una persona que la porta y que estornuda o tose en el ambiente. 

 Signos y síntomas de la gripe porcina (H1N1)

Los síntomas son los de una gripe estacional clásica y en la mayor parte de los casos las personas se recuperan satisfactoriamente si es tratada a tiempo. Entre estos síntomas se encuentran: 

• tos

• dolor de garganta

• fiebre alta

• malestar general

• pérdida del apetito

• dolor en las articulaciones

• vómitos

• diarrea

En los casos en que la gripe evoluciona de mala manera se dan otros síntomas como: desorientación, pérdida de la conciencia y, ocasionalmente, la muerte. Los casos mortales suelen ser personas con alguna afección, que hacen una infección por un virus y presentan complicaciones, como una neumonia bacteriana, insuficiencia respiratoria por la neumonitis viral, encefalitis, entre otras.

Medidas de prevención de la gripe porcina (H1N1)

Las medidas a tomar son las mismas que las de la gripe clásica. Se debe tratar de evitar estornudar y toser frente a otras personas, es decir, cubrirse si es imprescindible hacerlo en público. Lavarse las manos con frecuencia es muy importante; los gel de alcohol son útiles en este caso. El aislamiento o distancia social también es muy importante en caso de que se contraiga gripe. En estos casos se debería evitar ambientes públicos –o al menos usar mascarillas–, hacer reposo y consultar a un médico. 

Las vacunas contra la gripe como forma de prevención, no son recomendables en este caso. En parte debido a que los virus de la gripe son muy distintos entre sí, por lo que esta vacuna no contempla todas las cepas de la gripe existentes. Por otra parte, está comprobado que la vacuna para la gripe estacional no tiene valor preventivo frente a la gripe porcina de este momento. 

El problema de una mutación como la actual, es que como la población no tiene anticuerpos contra el virus, va a haber más casos que lo habitual, y puede haber más número absoluto de complicaciones, aunque la proporción de las mismas en el número total no sea mayor.

Tratamiento de la gripe porcina o gripe H1N1

En cuanto a los síntomas, el tratamiento debe ser como el de una gripe común, en base a analgésicos. También se conviene recurrir a antivirales para evitar la multiplicación del virus. Aún así, en cualquiera de estos casos, se debe consultar a un médico antes de consumir estos medicamentos. 

Deja un comentario