Un estudio realizado por la Universidad de Duke detectó que la leche materna favorece la formación de flora microbiótica en el intestino.

Hace tiempo que escuchamos hablar de los beneficios de la leche materna. Ahora, un estudio realizado por la Universidad de Duke detectó que la leche materna favorece también la formación de flora microbiótica en el intestino, lo que mejora la absorción de nutrientes y estimula el desarrollo del sistema inmune, ya que las bacterias que sirven como escudo contra los microrganismos nocivos se unen entre sí y forman una barrera protectora.  Se comprobó que no extender la lactancia materna hasta –por lo menos- los primeros seis meses de vida del bebé puede traer consecuencias negativas, como un sistema inmune débil, gripe, deficiencias en el aparato respiratorio o diabetes. Este avance no solo aporta para revalorizar la leche materna sino que también sirve para que las leches maternizadas puedan ser cada vez más efectivas para prevenir enfermedades.

Fuente: http://www.webconsultas.com

Deja un comentario