Una lista de variados juegos para entretener a chicos de diferentes edades en cumpleaños infantiles u otras ocasiones.

El juego de las sillas

  • A partir de qué edad: 4-10 años
  • Mínimo de Jugadores: 6
  • Materiales necesarios: Tantas sillas como niños, radiograbador

Se forma un círculo con sillas, cuyos asientos miren hacia fuera. Se deberá colocar una silla menos que la cantidad total de jugadores. Se enciemde la música y los chicos deberán bailar y correr alrededor de las sillas. Cunado la música se detenga, todos los chicos correrán a sentarse. El que se quede parado, sale del juego y se lleva una silla. En cada una de las rondas siguientes, saldrá un jugador y se sacará una silla. El ganador será aquel que logre quedarse sentado en la última silla.

El juego de los animales

  • A partir de qué edad: 4-10 años
  • Mínimo de Jugadores: 4
  • Materiales necesarios: Ninguno

Este entretenimiento es ideal para que los más chiquitos se diviertan. Los chicos deberán sentarse en el piso y a cada uno se le designará el nombre de un animalito cuyo sonido pueda imitar. Ejemplo: Perro, gato, pato, etc. Los animales podrán repetirse. Cuando ya estén todos designados, el animador tendrá que inventar una historia en la cual aparezcan todos los animales que se hayan nombrado. Por ejemplo: “Estaba el gato durmiendo cunado vino un perro a buscar su hueso…” Cada vez que éste mencione a alguno, el chico al que le corresponda, deberá imitar el sonido de dicho animalito. Una idea divertida es decirles de tanto en tanto a los chicos: “y entonces… todos los animalitos se pusieron a cantar”. En tan sólo un instante, un estruendo de chillidos habrá invadido la fiesta!

La carrera de los huevos

  • Edad: A partir de los 7 años 
  • Mínimo de jugadores: 8 o 10
  • Materiales necesarios: una cuchara sopera y huevos (duros)

Se forman dos equipos y a cada equipo se les da una cuchara sopera y un huevo. Los huevos los vamos a hervir, pero sin decírselo a los niños para no quitarles la emoción. Es conveniente disponer de más huevos duros que equipos para subsanar accidentes potenciales. Los equipos forman una fila, y el primero debe correr con el huevo encima de la cuchara hasta un punto previamente definido y volver, sin que se le caiga el huevo al suelo. Si se le cae, debe recoger el huevo y volver a empezar. Cuando vuelve al punto de partida, le entrega el huevo y la cuchara al siguiente de su equipo y así hasta que todos los miembros de su equipo han hecho la ruta con la cuchara y el huevo entero. Gana el primer equipo en lograrlo.

Juego de los globos

  • Edad: A partir de los 9 años
  • Mínimo de jugadores: 4 o 5
  • Materiales necesarios: globos suficientes

Cada niño tomará un globo. Lo que debe hacerse con ellos es inflarlos y poner en cada globo el nombre de cada uno. Después se juntan y cada uno toma uno al azar. El objetivo del juego es que entonces cada niño diga algo lindo de la persona que le tocó en el globo. Es un juego cooperativo, por lo que no hay ganadores, ayuda a la unión y conocimiento del grupo. Eventualmente luego se pueden mezclar los globos y repetir esta instancia.

Piedra, papel y tijera

  • Edad: A partir de los 8 años 
  • Mínimo de jugadores: 2 
  • Materiales necesarios: ninguno

Se juega de a dos niños, por lo tanto se pueden formar las parejas que sean necesarias. Jugar entre los ganadores de cada pareja hasta llegar a un ganador o ganadora. El juego se desarrolla con las manos. El puño cerrado representa la piedra, la mano abierta el papel y los dedos índice y medio estirados haciendo una V las tijeras. Se les explica esto a los niños poniendo ejemplos con nuestras manos. La piedra gana a las tijeras porque las rompe, las tijeras ganan al papel porque lo cortan, el papel gana a a la piedra porque la envuelve. Los dos jugadores se pondrán uno frente al otro con una mano a la espalda y dirán: “piedra, papel o tijera”, justo al acabar la frase enseñarán las manos y verán quien gana Si los dos niños enseñan la misma figura empatan.

La gallinita ciega

  • Edad: Todas las edades 
  • Mínimo de jugadores: 6 
  • Material necesario: una venda para tapar los ojos, un espacio amplio y libre de obstáculos.

Hay un niño o niña que va a hacer de “gallinita ciega” y le vendan los ojos para que no pueda ver nada. El resto de los participantes rodea a la gallinita ciega y le pregunta: “Gallinita ciega ¿qué se te ha perdido, una aguja o un dedal”. La gallinita responde a una de las dos cosas. “Pues da tres vueltas y la encontrarás, una, dos y tres!” Entonces los niños participantes en el juego dan a la gallinita ciega tres vueltas en el mismo sentido y una vuelta en sentido contrario, para que pierda las referencias espaciales y no pueda localizar a los jugadores. Mientras la gallinita ciega intenta atrapar a alguien, los jugadores se mueven, bailan y dan vueltas alrededor de ella, acercándose y alejándose, mientras le hablan y tocan tratando de despistarla. Si consigue atrapar a alguien debe adivinar su nombre, pero sin oír su voz, empleando únicamente el tacto. Si no acierta el nombre de la persona que ha atrapado continúa el juego hasta que consiga identificar a alguien. Cuando acierte el nombre del que ha atrapado, la persona que ha logrado identificar hará de gallinita ciega.

Deja un comentario