Aunque continúe tomando pecho, en este mes es probable que el bebé empiece a espaciar más sus comidas, preocupándose menos por la comida y más por la socialización.

Aunque continúe tomando pecho, en este mes es probable que el bebé empiece a espaciar más sus comidas, preocupándose menos por la comida y más por la socialización.

Comenzará a emitir sonidos como da da ta-ta, aunque todavía no los conecte entre sí ni sepa su significado.También empezará a mostrar más su personalidad, mostrando agrado o desagrado ante lo que le gusta o disgusta. Si tú o tu esposo no tienen seguro de vida, puede ser el momento de empezar a pensar en ello, ya que ahora tienen una nueva responsabilidad entre ustedes. Es posible que si se le pone un juguete en la mano, el bebé lo lleve a la boca. También se ríe a carcajadas, deja de llorar al ver la mamadera o pecho materno y al mostrarle un objeto, intenta tomarlo. Gira la cabeza al oír ruidos. ¿Qué pueden hacer los papás y otros familiares? Colgar juguetes en los lugares donde se encuentra, como baby silla o cuna, para que los pueda tocar y agarrar. Ponerle música y canciones infantiles. Jugar con él sosteniéndolo en el aire y haciéndole reír. Hablarle mirándole a los ojos. Este mes tu bebé sigue disfrutando de los masajes. Si aún no le has hecho ninguno, te recomendamos leer El valor del masaje. También puede empezar a hacer actividades en conjunto, muy importantes para su estimulación, ya sea matronatación o gimnasia.

Deja un comentario