En un abrir y cerrar de ojos, llegaste a su segundo cumpleaños. Los padres estarán cansados, ya que los niños de 2 años requieren mucho esfuerzo y energía, pero todo vale la pena al verlos sonreir o al escuchar un Te quiero mamá.

En un abrir y cerrar de ojos, llegaste a su segundo cumpleaños. Los padres estarán cansados, ya que los niños de 2 años requieren mucho esfuerzo y energía, pero todo vale la pena al verlos sonreir o al escuchar un Te quiero mamá.

Alrededor de esa etapa comienza la enseñanza del control de esfínteres, aunque algunos llegan a los dos años ya sin usar pañal y otros recién lo lograrán cerca de los tres años. Lo importante es saber que el niño debe estar preparado para ello. Muchos papás esperan a los dos años para llevar a su hijo a la guardería o jardín de infantes. 

Deja un comentario