Tu hijo disfruta más y más de la música y los cuentos.

Los libros recomendados siguen siendo los de tapa dura, pero ya las hojas pueden ser más finas, aunque es importante que sigan teniendo muchas ilustraciones que son las que harán seguir el hilo de la historia. Todavía tu hijo es chico para empezar a “llenarlo” de actividades. Probablemente duerma la siesta y necesite sus tiempos de tranquilidad. Pero de todos modos iniciarlo en el deporte puede ser una forma de empezar a estimular su desarrollo.

Deja un comentario