Los niños son buenos ejemplos. Aprendamos de ellos.

Amanda Moore, de Estados Unidos, y Rafael Anaya, de México, se hicieron amigos gracias a Google Translate.

Los niños son un ejemplo para los adultos sobre cómo comportarse frente al resto de la sociedad. Amanda Moore, una niña del estado de California, escribió una carta en español (sin saber el idioma) para Rafael Anaya, un niño mexicano a quien veía siempre solo en su escuela. Utilizando Google Translate, la niña invitó a su compañero a sentarse junto a ella en el almuerzo y le explicó que podían ser amigos. 

Publicaron una imagen de la carta de la niña, en la que se puede leer el siguiente mensaje: “Hola Rafael. Me gustaría que se siente conmigo hoy. Mira para mí y yo te mostraré donde me siento. Podríamos estar coloreando o simplemente contando historias de miedo”.
Según explicó su madre, los niños son ahora muy amigos y pese a no hablar el mismo idioma se comunican mediante dibujos. 

Deja un comentario