La capacidad de adaptación del bebé cuando pasa de la vida intrauterina al exterior se evalúa. Este test se llama de Apgar. Y se valora a través de un puntaje medido al minuto de vida del recién nacido, a los 5 minutos y, en ocasiones, a los 10 minutos. 

 La prueba de APGAR la realiza un médico, una enfermera,  una partera o cualquier persona a cargo de recibir a ese recién nacido. El profesional de la salud examinará el ritmo cardíaco (la frecuencia de los latidos del corazón), la respiración, el tono muscular (grado de flexión del tronco, brazos y piernas), irritabilidad refleja (sobre todo gestos y sonidos), y el color de la piel del bebé. Se realiza en forma seriada en los primeros minutos de vida para resumir cómo va modificándose la adaptación al comenzar a respirar aire e incorporar oxígeno a través de los pulmones en esos primeros minutos de vida.

 La puntuación varía de 1 a 10, dependiendo de las respuestas que ofrezca el bebé en el momento de la exploración. Cuando la puntuación en alguno de los tiempos es muy baja (menor a 7) es posible que el neonatólogo indique que el bebé sea observado en una incubadora durante las primeras horas de vida o que realice estudios mediante extracción de sangre para investigar la causa de la baja puntuación.

  La puntuación del test de APGAR fue diseñada en 1952 por la doctora Virginia Apgar en el Columbia University´s Babies Hospital, una anestesista que diseñó el score para evaluar el impacto de la medicación anestésica que se usaba en las madres a las que se realizaba cesárea, sobre el bebé. No obstante, APGAR también se usa como siglas y su significado es Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración.

El Test de Apgar evalúa cinco categorías

 A cada una de estas categorías se le da un puntaje de 0, 1 ó 2 dependiendo del estado observado. Si el bebé está en buenas condiciones obtendrá una puntuación de 7 a 10 puntos.

Si obtiene de 4 a 6 puntos, su condición fisiológica no está respondiendo adecuadamente y el neonato requiere una valoración clínica y una recuperación inmediata. Si es menor que 4, necesita atención de emergencia como ayuda a la respiración, masaje cardíaco o medicamentos.

â—�     Esfuerzo respiratorio:

Si el bebé no está respirando, el puntaje es 0.

Si las respiraciones son lentas o irregulares, el puntaje del bebé es 1 en esfuerzo respiratorio.

Si el bebé llora bien, el puntaje respiratorio es 2.

 â—�     La frecuencia cardíaca se evalúa palpando el cordón o con el estetoscopio. Esta es la evaluación más importante. Si no hay latidos cardíacos, el puntaje del bebé es 0 en ese item. Si la frecuencia cardíaca es menor de 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé es 1 en frecuencia cardíaca. Si la frecuencia cardíaca es superior a 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé es 2 en frecuencia cardíaca.

â—�     Tono muscular:

Si los músculos están flojos y flácidos, el puntaje del bebé es 0 en tono muscular.

Si hay algo de tono muscular, el puntaje del bebé es 1.

Si hay movimiento activo, el puntaje del bebé es 2 en tono muscular.

 â—�     Respuesta a las gesticulaciones (muecas) o irritabilidad refleja es un término que describe la respuesta a la estimulación como secarlo. Si no hay reacción, el puntaje del bebé es 0. Si hay gesticulaciones o muecas, el puntaje del bebé es 1 en irritabilidad refleja. Si hay gesticulaciones o llanto vigoroso o movimientos de los 4 miembros, el puntaje del bebé es 2 en este item.

 â—�     Color de la piel:

 Si el color de la piel es azulado, el puntaje del bebé es 0 en color.

Si el cuerpo del bebé no es completamente rosado o presenta una coloración rosada y en las extremidades es azulada, el puntaje es 1 en color.

Si todo el cuerpo del bebé es rosado, el puntaje es 2 en color.

Causas de un puntaje bajo

 Cualquier puntaje inferior a 7 es una señal de que el bebé necesita atención médica especial. Cuanto más bajo sea el puntaje, mayor ayuda necesitará el bebé para adaptarse por fuera del vientre materno.

Casi siempre un puntaje de APGAR bajo es causado por:

 â—�     Falta de oxigenación adecuada previo al nacimiento.

â—�     Líquido amniótico con meconio en la vía respiratoria del bebé.

Si tu hijo tiene un puntaje de Apgar bajo, puede recibir:

 •Oxígeno y despeje de la vía respiratoria para ayudarle al bebé a respirar.

•Estimulación física (masaje cardiaco) para lograr que el corazón palpite a una tasa saludable.

Los puntajes por debajo de 5 indican que el bebé necesita asistencia inmediata para adaptarse a su nuevo ambiente. Sin embargo, un niño que tenga un puntaje bajo en el primer minuto y un puntaje normal a los cinco minutos no debería tener ningún tipo de problemas a largo plazo. La mayoría de las veces, un puntaje bajo al minuto 1 está cerca de lo normal hacia los 5 minutos.

 Este examen se hace para determinar si un recién nacido necesita ayuda con la respiración o está teniendo problemas cardíacos y para facilitar, en modo resumido, la comunicación entre colegas que asisten a los recién nacidos en sus primeros minutos de vida afuera del útero. Un puntaje de Apgar más bajo no significa que un niño tendrá un problema de salud serio o prolongado. Este puntaje no está diseñado para predecir la salud futura del niño.

Supervisado por la Dra. Fernanda Blasina.

Deja un comentario